Epazote, una planta ancestral que armoniza la cocina

·4  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, mayo 10 (EL UNIVERSAL).- El epazote es una hierba aromática de la familia de los quelites, muy usada en la gastronomía mexicana, pues ayuda a intensificar los sabores de los platillos además de perfumar todas las comidas a las que le agregues el llamado epazotl en náhuatl. Su uso data desde la época precolombina y era famoso por sus propiedades medicinales.

Puedes encontrar el epazote en quesadillas, realzando los sabores de los esquites que venden en las calles, en el caldo de los frijoles de olla que hace tu abuelita. En los tamales verdes o en caldos y sopas para que queden muy bien sazonados.

Esta hierba crece muy fácil en cualquier sitio, tiene y la puedes encontrar disponible todo el año. Hay tres variantes del epazote: el blanco, el verde y el morado. El verde es el que por lo menos hemos comido una vez y tal vez ni lo recuerdas en ese plato de frijoles que comiste una tarde en casa de tu familia.

Su sabor tiene carácter y lo podemos percibir perfectamente en cualquier platillo que lo tenga. El epazote morado también se conoce como epazote de zorrillo se caracteriza por tener un sabor más delicado, la planta tiene hojas delgadas de color violaceo y es posible encontrarlo en el interior de una quesadilla o en un queso de pueblo.

El epazote blanco es muy parecido al verde, lo único que los diferencia es lo delgado de sus hojas, ya que el verde tiene un tallo más ancho mientras que el blanco es de hoja más delgada y alargada. Todas las variedades contienen propiedades antiinflamatorias, ayuda a eliminar los parásitos, entre otras dolencias. Se recomienda consumirlo en pocas cantidades, pues su ingesta extrema puede llegar a intoxicar a las personas.

Si quieres saber qué platos quedan bien con esta yerba en "Menú" de EL UNIVERSAL contamos cinco platillos en donde el sabor del epazote hará más rica tu comida.

1. Esquites

Todos amamos los esquites y la receta tradicional, esa que probamos afuera de los parques, en los mercados, en las plazas principales o en los carritos de esquites llevan epazote y un toque de chile de árbol, incluso hay quienes le agregan tuétano para que queden aún más ricos.

El epazote a los esquites le agrega un toque de sabor que combina a la perfección con los granos de elote. Cada cucharada nos permite experimentar ese sabor ligeramente amargo que otorga esa yerba y que en conjunción con la acidez del limón, la suavidad del elote, el picante del chile de árbol da una botana mexicana deliciosa.

2. Tamal de epazote

Desde la Sierra Norte de Puebla sale este riquísimo tamal, muy sencillo, pero con sabores tan marcados que no hace falta agregarle ningún otro ingrediente para hacerlo perfecto. En algunas regiones suelen agregarles hongos o un trozo de queso.

El tamal de epazote es la combinación del epazote picado junto a una salsa de jitomate y chiles rojos -parecido al tamal de rajas- combinado con la masa de maíz y envuelto en una hoja de papatla -una hoja parecida a la hoja de plátano con la que se envuelven los alimentos-.

3. Frijoles

La base de la alimentación mexicana no estaría completa sin esta legumbre que aparece de compañero de sopes o guisados, por mencionar algunos de los platos en los que se comen. También es posible encontrarlos como plato principal en enfrijoladas o simplemente como sopa acompañados de un poco de queso. Hasta atoles de frijol se hacen.

Alguna vez te has preguntado ¿por qué los frijoles de tu abuelita saben tan bien? Bueno, pues uno de los secretos mejores guardados de las abuelas y su riquísimo sazón es darle mayor sabor a los frijoles con una rama de epazote cuando están a punto de romper en hervor.

4. Tortitas de epazote

Este platillo es típico de la zona del Valle del Mezquital, ahí se preparan unas tortas parecidas a los huauzontles capeados junto a una salsa verde, en época de cuaresma son más populares entre los habitantes de esta región. Las acompañas con frijoles o arroz y es una excelente opción para comer algo diferente.

Su preparación es muy sencilla y solo consiste en poner a hervir las hojas de epazote para que se ablanden, luego se cuelan y se retira el exceso de agua para después crear una especie de torta, que puedes rellenar con queso panela si prefieres. Enseguida se capea y se cuecen en una salsa verde y listo.

5. Mole de epazote

El tradicional caldo de olla o también conocido como mole de epazote es uno de los platillos que podemos encontrar en la comida corrida, en épocas de frío este mole de epazote es la comida reconfortante que necesitas para recargar energías y seguir con tu día.

Uno de las hierbas que combinan mejor con la carne justamente es el epazote, ya que además de suavizarla, le otorga mucho aroma razón por la que cuando te sirven el plato humeante y percibes el olor inmediatamente empiezas a salivar. Sin duda el epazote es un buen ingrediente para aportar sabor a los caldos.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.