Anuncios

Equipos de rescate rusos vuelan a Siria y Turquía tras terremoto

Por Guy Faulconbridge

MOSCÚ, 6 feb (Reuters) - Equipos de rescate rusos volarán a Siria y Turquía tras el terremoto que causó cerca de 1.700 muertos y miles de heridos, informó el lunes el Kremlin.

El presidente ruso, Vladimir Putin, habló por teléfono con el líder sirio Bashar al-Asad y con su par turco, Tayyip Erdogan, para expresar sus condolencias por la muerte y la destrucción causadas por el terremoto de magnitud 7,8, el peor que ha sacudido Turquía este siglo.

Putin se ofreció a enviar equipos de rescate rusos tanto a Turquía como a Siria.

"Bashar al-Asad aceptó agradecido esta oferta y en las próximas horas volarán a Siria equipos de rescate del Ministerio de Emergencias ruso", dijo el Kremlin en un comunicado.

"El presidente turco agradeció calurosamente a Vladimir Putin una reacción tan rápida y sincera y dijo que estaba dando instrucciones a las autoridades competentes del país para que acepten la ayuda de los rescatistas rusos", agregó.

Rusia dijo que tenía aviones de rescate de emergencia Ilyushin-76 en estado de alerta para volar a los dos países.

Rusia respaldó a Asad en la guerra civil siria, lanzando una campaña militar que contribuyó a decantar el conflicto a su favor, a pesar de que Occidente había pedido la marcha del dirigente sirio.

Rusia tiene una base naval en Tartús, en la costa siria, y opera la base aérea de Jmeimim, al norte de Tartús.

El Ministerio de Defensa ruso dijo que sus instalaciones militares en Siria no habían resultado dañadas por el terremoto.

PLANTA NUCLEAR

Por otra parte, un responsable de la empresa estatal rusa de energía atómica Rosatom dijo que la central nuclear de Akkuyu, que está construyendo en el sur de Turquía, tampoco había resultado dañada por el movimiento.

"No obstante, estamos llevando a cabo extensas medidas de diagnóstico para asegurarnos de que las operaciones de construcción e instalación pueden continuar de forma segura", dijo la agencia de noticias RIA citando a la responsable de Rosatom Anastasia Zoteeva.

Armenia, que sufrió un devastador terremoto en 1988, también expresó su tristeza por el sismo del lunes, a pesar de que la antigua república soviética, fronteriza con Turquía, no mantiene lazos diplomáticos con Ankara debido a disputas históricas.

Ereván afirma que 1,5 millones de armenios murieron en un genocidio cometido por el Imperio Otomano, predecesor de la Turquía moderna, en 1915. Ankara refuta las cifras y niega que las matanzas fueran sistemáticas o constituyeran un genocidio.

"Triste por la noticia del devastador terremoto en Turquía y Siria que ha causado la pérdida de tantas vidas", declaró el primer ministro armenio, Nikol Pashinyan.

"Nuestro más sentido pésame a las familias de las víctimas y deseamos una pronta recuperación a los heridos. Armenia está dispuesta a prestar asistencia".

(Editado en español por Benjamín Mejías Valencia)