Hay una escena del rey Jorge III en 'Los Bridgerton' que merece explicación histórica

·8  min de lectura

El pasado 25 de marzo se estrenó la segunda temporada de Los Bridgerton que ha batido el récord de la serie inglesa más vista en Netflix durante una semana al sumar 251,74 millones de horas reproducidas entre el 28 de marzo y el 3 de abril. Los espectadores hemos caído rendidos una vez más ante esta historia dramática basada en los libros de Julia Quinn que ahora se posa en el romance entre Kate Sharma (Simone Ashley) y Lord Anthony (Jonathan Bailey). Y es que tras la marcha de la ficción de Regé-Jean Page como el Duque de Hastings, la adaptación televisiva ha continuado su curso demostrando una vez más por qué es una sensación en el catálogo de la plataforma de streaming.

No cabe duda de que Shonda Rhimes ha vuelto a dar con la fórmula del éxito, aunque en esta segunda temporada se haya reducido el contenido sexual en favor de las miradas intensas y la química chispeante entre el vizconde y la hermana mayor de Edwina (Charithra Chandran). De todos modos, aunque estos personajes son el corazón de la segunda tanda de episodios, hay una escena protagonizada por el rey Jorge III que ha llamado especialmente mi atención y que considero que necesita una aclaración histórica.

Ruth Gemmell como Lady Violet Bridgerton, Adjoa Andoh como Lady Danbury, Golda Rosheuvel como Queen Charlotte en la entrada del rey en el episodio 6 de la segunda temporada de Los Bridgerton. Cr. Liam Daniel/Netflix © 2022
Ruth Gemmell como Lady Violet Bridgerton, Adjoa Andoh como Lady Danbury, Golda Rosheuvel como Queen Charlotte en la entrada del rey en el episodio 6 de la segunda temporada de Los Bridgerton. Cr. Liam Daniel/Netflix © 2022

La segunda temporada de Los Bridgerton está basada en la novela El vizconde que me amó y viendo los episodios surge la duda de si la continuación de esta apasionante historia bebe de la realidad más allá de trasportarnos al Período Regencia británico del siglo XIX. Concretamente las sospechas afloran en el sexto episodio cuando James Fleet retoma el papel del rey Jorge III. En la primera temporada el actor británico ya aparecía brevemente en escena asumiendo este personaje, aunque lo cierto es que su interpretación del monarca cobra una mayor transcendencia en esta segunda tanda de capítulos.

Sin previo aviso, en el episodio titulado La elección, en el que Edwina reflexiona ante la reina Carlota (Golda Rosheuvel) sobre su futuro con el primogénito de la familia Bridgerton, el rey Jorge III aparece en el plano en un estado de enajenación mental que asombra a todos los presentes y a los propios espectadores. “Los fuegos artificiales han sido brillantes”, pronuncia encantado a la par que la aflicción se adueña de su rostro tras comentar “parece que he llegado tarde a la ceremonia”.

Asimismo, su majestad se dirige a la reina, asegurando que “no quería hacerte esperar, mi novia, mi bella novia, pero ¿el arzobispo? ¿Y nuestra congregación? Estás radiante, ¿no es así?”. Su discurso inconexo y de poca lucidez creyendo que es el día de su propia boda con Carlota acaba aquí ya que los guardias intentan expulsarle de la estancia, siendo Edwina quien se percata del disgusto de la soberana asombrándola con su sensibilidad.

Golda Rosheuvel como la reina Charlotte en el episodio 1 de la segunda temporada de Los Bridgerton. Cr. Liam Daniel/Netflix © 2022
Golda Rosheuvel como la reina Charlotte en el episodio 1 de la segunda temporada de Los Bridgerton. Cr. Liam Daniel/Netflix © 2022

“He oído que ambos se han enfrentado a muchos juicios durante su feliz cortejo, pero hoy va a hacer que todo merezca la pena. Debería ir a descansar antes de que ambos gobiernen este reino con el amor, la compasión y la generosidad que sin duda comparten”, comenta el diamante de la temporada muy consciente de que detrás de la fachada imperturbable de la reina se esconde una mujer que sufre mucho con el progresivo declive mental de su esposo.

Esta escena nos remite directamente a los libros de historia para descubrir más sobre el verdadero Jorge III y el deterioro de salud del rey que se ilustra en Los Bridgerton. Porque, efectivamente, el monarca encarnado por James Fleet no solo es uno de los personajes históricos reales que aparece en la serie de Netflix, sino que también es verdad que en la vida real la enfermedad marcó su existencia.

De hecho, si por algo no vemos apenas al rey Jorge III en la adaptación televisiva de Netflix es porque no pudo asumir sus funciones cuando alcanzó la mediana edad debido a su incoherencia e inestabilidad que, a su vez, provocaron que la familia real le mantuviera alejado de la vida pública. Así lo muestra de refilón esta segunda temporada en la reacción de la reina Carlota a medio camino entre el bochorno y la lástima.

Según los libros de historia, Jorge III, hijo de Federico Luis de Gales y Augusta de Sajonia-Gotha, nació en Londres el 4 de junio de 1738 y fue rey de Gran Bretaña e Irlanda desde el 25 de octubre de 1760 hasta el 1 de enero de 1801. Sin embargo, el monarca comenzó a sufrir ataques continuados de locura a partir de 1765 aunque no fue hasta 1788 que su enfermedad mental resultó más evidente al no poder ejercer bien sus funciones.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Apodado históricamente como el rey loco, Jorge III se casó con Carlota de Mecklemburgo-Strelitz el 8 de septiembre de 1761 en la Capilla Real del Palacio de St James. Se casaron a las seis horas de haberse conocido, cuando ella tenía 17 años y el monarca 23, aunque lo más curioso es que permanecieron unidos durante casi seis décadas y tuvieron 15 hijos. Los dos últimos príncipes murieron a una edad muy temprana, a los cuatro y dos años respectivamente.

De todos modos, a Jorge III le afectó principalmente la muerte de la princesa Amelia, la pequeña de sus descendientes, por la que sentía un especial cariño. Murió en 1810 (tres años antes de la época en la que se ambienta Los Bridgerton), a los 27 años. Aunque lo cierto es que el monarca ya estaba enfermo previamente, está perdida terminó por marcarle por lo que su puesto pasó a su primogénito, siendo rey regente hasta la muerte de su padre el 29 de enero de 1820 cuando ya ascendió al trono.

Tal y como exhibe la ficción de época, en los últimos años de su vida Jorge III estuvo confinado y se cree que la reina Carlota, que en la ausencia del monarca obviamente se convirtió en el rostro visible de la familia real, dejó de estar a solas con él desde 1804 en adelante. Y es que, si nos remontamos en el tiempo, aunque hoy en día la causa exacta del deterioro del rey sigue siendo un tema de debate entre historiadores, lo cierto es que predominan dos teorías. Por un lado, se apunta que su majestad sufría un trastorno sanguíneo genético conocido como porfiria y que su exposición al arsénico contribuía a empeorar el declive mental hasta el punto de causar en él ansiedad, confusión y alucinaciones. Una hipótesis que, todo sea dicho, aparece reflejada en la película La locura del rey Jorge (1995) que está protagonizada por Nigel Hawthorne y Helen Mirren.

Por otro lado, y dejando a un lado que el rey Jorge III nunca se recuperó de la pérdida de su hija Amalia, se señala que el monarca padecía manía crónica, demencia y trastorno bipolar, de ahí quizás podemos extraer la explicación a la escena de incoherencia y pérdida de memoria del protagonista que recoge el sexto episodio de la segunda temporada de Los Bridgerton. En relación con la presencia de enfermedad mental, un estudio científico publicado en 2017 puso de manifiesto por qué la salud del soberano pudo seguir deteriorándose hasta su muerte en el castillo de Windsor a los 81 años. Se analizaron algunas cartas escritas por su majestad, con el fin de localizar tendencias en los momentos en los que perdía su lucidez, y se llegó a la conclusión de que los escritos que coincidían con ataques presentan una inclinación familiar en pacientes que experimentan trastornos psiquiátricos.

Cabe destacar que la producción tiene previsto repasar la historia de amor entre Carlota y Jorge III a través de una serie que servirá como precuela de Los Bridgerton. Y si bien todavía no hay fecha de estreno anunciada, ya tienen seleccionada a la actriz que dará vida a la monarca. India Amarteifio reemplazará a Golda Rosheuvel en las etapas juveniles de la reina, manteniendo la teoría que circula entre historiadores de que Carlota era de ascendencia negra.

En resumen, no todo es ficción en la exitosa serie de Netflix ya que los reyes mencionados existieron y la enfermedad (no especificada) de Jorge III también. De ahí que como el monarca no daba una buena imagen al país empezaran a esconderle del ojo público y la serie se tome la licencia creativa de aprovechar esta circunstancia para darle más peso al rol de la reina.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.