Esperanza Aguirre se pifia porque no sabe cómo funciona la televisión

·4  min de lectura

Por Mike Medianoche.- El programa de las tardes de Cuatro Todo es mentira ha cogido el gusto a eso de fichar políticos y exmandatarios como colaboradores. Hace unos días se confirmaba la incorporación de Susana Díaz a la mesa de actualidad y este jueves asistíamos al debut de Esperanza Aguirre. Sin embargo, la madrileña no debe estar muy acostumbrada a ver televisión, porque se mostraba perdida ante el tono del formato de Risto Mejide, e incluso cometió varias pifias que fueron corregidas en directo por el publicista.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

En Todo es mentira se comenta la actualidad desde un prisma que aúna el humor y la crítica. Sin llegar al ritmo frenético de otros espacios, allí se pasa de un lado a otro sin avisar. En un momento dado se estaban comentando las últimas noticias sobre el que fuese obispo de Solsona, Xavier Novell, quien ha dejado el sacerdocio porque se ha enamorado de una mujer que escribe novela erótica. Miguel Lago y Antonio Castelo se intercambiaban chistes al respecto, y esto desconcertaba a Esperanza Aguirre, que llegó a preguntar si podía hablar en serio sobre el asunto.

Para ello incluso habló por encima de Risto Mejide, quien se vio en la necesidad de pararle los pies y enseñarle cómo funciona la televisión, donde cada uno tiene un turno. “Está hablando el presentador, un momentito. En cuanto acabe te prometo que te doy la palabra”, dijo el publicista. Lo que Esperanza tenía que decir sobre Novell es que tuvo un “brillante” prelado, obviando que el religioso promovía las controvertidas ‘terapias de conversión’ con personas homosexuales. Sí criticó, sin embargo, que el ya exobispo tuviese ideología política a favor del independentismo catalán. “Yo que soy católica, digo: no juzguéis y no seréis juzgados”.

En su primer día, Aguirre se mostró más distendida en otros asuntos, e incluso llegó a hacer bromas sobre detenciones, en el que fue el “primer chiste de Espe” en el programa. Más cauta se mostró cuando le dijeron que al presidente del Gobierno le podía llamar, si quería “Perro Sánchez”, algo que ella declinó porque “es un ataque personal” y está en contra de este tipo de descalificaciones.

Con Todo es mentira, la madrileña intenta dar un paso más en su nueva faceta de estrella de televisión, que arrancó oficialmente este 2021 cuando la descubrimos bajo la máscara de Mariposa en Mask Singer, en Antena 3. Para ella, sumarse al concurso de celebridades enmascaradas fue una “locura”, según sus propias palabras. Pero en aquel debut y despedida (fue eliminada el primer día) Aguirre también demostró estar más perdida que un pulpo en un garaje. Se quejó de que el disfraz pesaba mucho (¿no vio la primera edición?) y que no se podía mover por el escenario porque no veía.

En sus paseos por el plató, ya sin máscara, arrolló al presentador Arturo Valls con las alas del traje de mariposa. Y en un ataque de indiscreción reveló incluso uno de los secretos de Mask Singer: que tiene que mantener su identidad oculta porque si no se enfrenta a unas “penalizaciones brutales. Incluso preguntó al jurado si ellos también pueden pagar una multa si hablan más de la cuenta, rompiendo por completo la magia del programa.

Es evidente que a Esperanza Aguirre le queda todavía mucho que aprender de televisión, sobre todo, porque queda patente que no es una espectadora habitual y no intuye siquiera cómo funciona el medio. Ya demostró algo así en el año 2019, cuando acudió como invitada a Pasapalabra en Telecinco, y no sabía cómo tenía que actuar ante las pruebas. Preguntó si el concurso iba por número de aciertos, si había que pulsar cuando supiese una respuesta y otras muchas preguntas que solo retrasaban sus pruebas y le hacía ganar menos segundos de los que el concursante desearía.

En diciembre de este año, la que fuese presidenta de la Comunidad de Madrid dará un paso más como emergente rostro televisivo y la veremos cocinar en Celebrity Bake Off, que estará disponible en Amazon. Paula Vázquez y Brays Efe serán los maestros de ceremonia de este concurso que se emitió con concursantes anónimos en Cuatro. Habrá que esperar pues unos meses para ver cómo se desenvolvió la expolítica en este caso, si arrolló a algún compañero entre hornos y fogones, si habló más de la cuenta o si respetaba el turno de palabra. O directamente si conocía las reglas del juego, pues viendo los antecedentes, con Esperanza todo es posible.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.