Estados Unidos estaría considerando invitar a Cuba a la Cumbre de las Américas

·3  min de lectura

Según un reporte de AP, replicado por el senador Marco Rubio, el gobierno de Joe Biden está considerando extender una invitación a Cuba para asistir a la Cumbre de las Américas, con el fin de evitar el boicot que han emprendido diferentes gobiernos, incluído el de Andrés Manuel López Obrador.

Apenas hace unos días, el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel desafió a su homólogo estadounidense en un tuit.

“Quien asume el compromiso de acoger una reunión hemisférica debe tener la capacidad y la valentía de escuchar a todos, desde el Ártico hasta la Patagonia. Se descalifica para servir de anfitrión el país incapaz de dar cabida a todos”, desafió en la red social.

Según el reporte de la agencia informativa, no se conoce aún si el gobierno caribeño aceptaría ir a Los Ángeles, sin embargo, la noticia ha generado ya diferentes reacciones negativas, sobre todo, en pleno 120 aniversario del nacimiento de la República de Cuba.

Hoy por la mañana circularon informes sobre la postura final del Departamento de Estado de los Estados Unidos que, supuestamente, mantiene su negativa de invitar a Cuba, Venezuela y Nicaragua.

Sin embargo, el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, dijo que Estados Unidos ya ha comenzado a enviar las invitaciones para la Cumbre de las Américas, pero no descarta ampliar la lista de convidados al evento.

Apenas hace unos días, la administración Biden decidió relajar las sanciones impuestas a Cuba y Venezuela, restableciendo los vuelos comerciales a la isla, más allá de La Habana; eliminando el límite en las remesas y la reinstalación del programa de reunificación familiar.

Poco después informó que levantará algunas sanciones económicas contra Venezuela, entre ellas, la prohibición a la petrolera estadounidense Chevron de negociar con la estatal PDVSA, a cambio de que se reactive el diálogo entre el gobierno de Nicolás Maduro y la oposición, que tenía lugar en Ciudad de México.

Estados Unidos será la sede de la Novena Cumbre de las Américas en la semana del 6 al 10 de junio de 2022 en Los Ángeles (California) con el lema “Construyendo un futuro sostenible, resiliente y equitativo” para nuestro hemisferio. Durante varias semanas, Andrés Manuel López Obrador expresó varias veces su deseo de que los tres países latinoamericanos, con los que Estados Unidos no guarda una buena relación por las prácticas antidemocráticas de sus gobiernos, fueran invitados a asistir.

La petición provocó el rechazo de la mayoría de los analistas y de muchos políticos estadounidenses, pero fue bien recibida por el gobierno de Ortega, Maduro y Díaz Canel.

Daniel y Rosario Ortega cuentan con sanciones impuestas por el Departamento del Tesoro estadounidense, mientras Nicolás Maduro, presidente de Venezuela, tiene una orden de arresto pendiente por los delitos de narcotráfico y narcoterrorismo de los que fue acusado en Miami en 2020.

López Obrador amagó con no asistir a la Cumbre, a lo que se sumaron Bolivia y Guatemala, mientras que el gobierno del presidente Joe Biden acusó a Cuba de alimentar la controversia sobre su posible exclusión de la Cumbre de las Américas organizada por Estados Unidos el próximo mes para retratar a Washington como el "chico malo" y distraer la atención del historial de derechos humanos de La Habana a nivel local.

Kerri Hannan, subsecretaria de Estado adjunta para Asuntos del Hemisferio Occidental, dijo que los países que han amenazado con saltarse la reunión regional si Cuba, Venezuela y Nicaragua no son invitados deberían asistir o perderían la oportunidad de trabajar con Estados Unidos.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.