¿Estás de acuerdo en que se prohíba fumar en coches en los que viajen niños?

Ocho de cada diez personas apoyan esta nueva norma para frenar el consumo de tabaco, según una encuesta realizada por Médicos de Familia en el marco de la XX edición de la Semana Sin Humo. ¿Tú qué piensas?

A nivel global se calcula que el tabaco matará hasta a la mitad de sus consumidores: una de cada dos personas fumadoras morirán por una enfermedad relacionada con el consumo de tabaco. (Foto: Getty)

En 2017 la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (Sespas) pidió la reforma de la ley antitabaco para incluir la prohibición de fumar en espacios abiertos de gran afluencia como los estadios al aire libre y en el interior de los vehículos ocupados por niños. Esta medida, apoyada por el Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo, está siendo estudiada de nuevo y parece que cuenta con la aceptación ciudadana.

Así lo confirma la encuesta de la Semana Sin Humo 2019, presentada por la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC), que también ha permitido analizar el perfil de las personas fumadoras, los porcentajes de exfumadores y ex fumadores por comunidades autónomas, la percepción de las personas en relación al cumplimiento de la ley antitabaco, o las nuevas formas de consumo tabáquico, entre otros.

“Constatamos que en los últimos años se ha producido una relajación en la visión que se tiene sobre los perjuicios del tabaco”, ha señalado en la presentación la vicepresidenta de la semFYC, María Fernández. De media, los fumadores consumen unos diez cigarros al día y la iniciación media en el hábito tabáquico ronda los 17 años, según el informe presentado con motivo de la XX Semana sin Humo que organiza la semFYC.

Los resultados (extraídos a partir de 8.993 encuestas) confirman el respaldo y la aceptación de esta prohibición, que asciende a ocho de cada diez personas (86,3 por ciento).

En los últimos años el número de muertes atribuibles al tabaco ha visto una descenso en los hombres al tiempo que aumentaban las cifras de afectación entre las mujeres. No obstante, el tabaco en la principal causa aislada de morbilidad y de mortalidad prematura evitable en España, según el estudio “Muertes atribuibles al consumo de tabaco en España 2000-2014”, del Ministerio de Sanidad. (Foto: Getty)

Sin embargo, no ocurre lo mismo al preguntar sobre la posibilidad de prohibir fumar dentro de los vehículos privados (sin que sea necesaria la presencia de un menor): sólo un 54,2 por ciento se muestra conforme, cuando el año pasado el nivel de aceptación se hallaba en el 60,8 por ciento.

Tampoco resulta sencillo analizar el nivel de aceptación de ampliar las zonas libres de humo al conjunto de lugares al aire libre a donde se concentra gente. En esta edición, un 75,4 por ciento de los encuestados piensan que debe estar prohibido fumar en lugares al aire libre donde se concentre gente tales como piscinas o centros comerciales abiertos, pero sí se pregunta concretamente sobre sí debería estar prohibido fumar en centros deportivos abiertos (estadios deportivos) esta aceptación retrocede hasta el 63,4 por ciento. En la edición del año pasado, donde no se introdujo esta diferenciación, el nivel de aceptación se situó en el 64,1 por ciento.

Pero el dato más preocupante es que el 62 por ciento de los encuestados tienen la percepción de que no se cumple la normativa que prohíbe fumar en las terrazas de bares y restaurantes.

“El problema no es la Ley, que ha sido una muy buena Ley. El problema es que ya tiene 10 años y, en este tiempo, las formas de consumo progresan”, comenta Lucía Gorreto, portavoz del Grupo de Abordaje al Tabaquismo de la semFYC. “Se ha producido una relajación en la normativa vigentes y muchas cosas en las que éramos pioneros como la Ley de Espacios Sin Humos se han dejado un poco de lado”. Por eso, Gorrete apunta que se deben “adaptar y endurecer las leyes, sobre todo respecto a las nuevas formas de consumo y ser más proteccionistas en cuanto al humo ambiental del tabaco”.

El aumento de los impuestos sobre los productos del tabaco, la adopción del empaquetado genérico, la protección e incremento de los espacios sin humo, la realización de más campañas en medios de comunicación, la prohibición y penalización estricta de la publicidad de los productos del tabaco, la formación de los profesionales en tabaquismo y la financiación de los tratamientos para dejar de fumar en todo el territorio nacional son algunas de las medidas que proponen desde la semFYC.

Por su parte, preguntados por las soluciones para que se cumpla la normativa, el 51,3 por ciento de los encuestados se posiciona a favor de las sanciones, y aumentar la vigilancia también se encuentra entre las posibles soluciones (el 46,7 por ciento), así como dar mayor difusión a la normativa (el 42,2 por ciento).

Quién fuma más

Por edades, hay mayor proporción de fumadores entre los 20 y 29 años (el 25 por ciento), ya que entre 30 y 39 años son el 23,4 por ciento y los menores de 20, el 21,7 por ciento.

El porcentaje de mujeres que fuman (18,5 por ciento) es casi cinco puntos inferior al de los hombres que fuman (22,9 por ciento); y estar embarazada no es un impedimento. Significativamente, un 74 por ciento reconoce haber intentado dejar de fumar, al menos, en una ocasión sin conseguirlo.

Los que lo consiguieron, dejaron de fumar hace más de diez años (53,9 por ciento) y lo lograron sin la ayuda de profesionales ni tratamientos farmacológicos. “Este es uno de los elementos de reflexión que todos debemos poner sobre la mesa: la gran mayoría de exfumadores indica que lo dejó hace 10 años o más, lo que implica que en los últimos años hay cosas que se han dejado de hacer o, tal vez no se han actualizado”, apunta Gorreto.

Nuevas formas de consumo

Frente a los cigarrillos convencionales, los consumidores actuales asumen más fácilmente estas otras formas de consumo como cigarrillos electrónicos, cigarrillos hechos a mano, pipa, pipa de agua/shisha/cachimba y tabaco sin combustión (IQOS).

Lo “preocupante, y mucho”, señala la experta, es que todavía exista un 20 por ciento de los participantes en la encuesta que consideran que fumar no es perjudicial para la salud.

Una opinión que se rebate con estos datos: El tabaquismo provocó, entre 2010 y 2014, 259.348 muertes en España; una media de 51.870 anuales y, puesto en cifras diarias, equivale a estar hablando de que cada día mueren 142 personas en España por culpa del tabaco.

Además, recuerdan, que el tabaco no sólo afecta a quien enciende el cigarrillo, entre 1.500-3.000 fallecimientos al año son fruto de la exposición al humo del tabaco en los fumadores pasivos, en España; y los estudios de la OMS apuntan que, de las 7 millones de muertes, alrededor de 890.000 son no fumadores, expuestos al humo ambiental de tabaco.

¿Te preocupan estos datos? ¿Eres fumador pasivo? ¿Estás de acuerdo con los resultados de la encuesta?

También puede interesarte:

La prueba médica que deberías hacerte si eres fumador

Lo dejo cuando quiera: el peor mito sobre el tabaco

Y tú, ¿qué tipo de fumador eres?

Cuanto antes lo enciendas más posibilidad tienes de desarrollar cáncer oral o de pulmón

Si fumas tienes muchas posibilidades de acabar en el ‘loquero’

¿Fumas un paquete al día? Así le afecta a tu cuerpo