Las estrellas de Hollywood que boicotearon los Óscars o no recogieron la estatuilla

Cine 54
·5  min de lectura

Aunque falta mucho para abril de 2021, los Óscars ya están en boca de todos. Tras conocerse los nuevos estándares de diversidad que la Academia de Hollywood exigirá a las películas para ser nominadas a los Óscar –que harían difíciles las candidaturas de varias cintas oscarizadas en el pasado–, estrellas como Kirstie Alley, Justine Bateman o James Woods han criticado duramente las medidas. Y cabe preguntarse qué otras reacciones podría suscitar en la industria la nueva regulación cuando se apliquen estrictamente a partir de 2024. ¿Qué estrellas saldrán en defensa de las nuevas normas, y cuáles en contra?

Y nos lo preguntamos porque los 92 años de historia de los Óscar están llenos de ofensas, desprecios y reivindicaciones variopintas que, en varios casos, llevaron a los ganadores a rechazar la estatuilla dorada que les concedía la Academia o a boicotear de alguna forma la ceremonia de ese año...

La historia de los premios de la Academia contiene un buen número de episodios embarazosos en los que actores, actrices y cineastas que ganaron un premio no fueron a recibirlo. (Imágenes: Paramount Pictures / United Artists)
La historia de los premios de la Academia contiene un buen número de episodios embarazosos en los que actores, actrices y cineastas que ganaron una estatuilla no fueron a recibirla. (Imágenes: Paramount Pictures / United Artists)

Esto es justo lo que hizo Will Smith en 2016, pese a que no fue nominado por su película del año anterior, La verdad duele. El actor de Men in Black y Soy leyenda decidió rechazar su invitación a asistir a la gala en vista de que los 20 nominados a los premios interpretativos eran blancos (una falta de diversidad que ya había sido denunciada en la anterior edición).

Smith declaró a Good Morning America: “Somos parte de esta comunidad. Pero ahora mismo, nos resulta incómodo estar ahí y decir: “Esto está bien”.

Con todo, no era la primera vez que Smith boicoteaba una gala importante: en 1989 hizo lo mismo en los Grammys cuando supo que el anuncio de la mejor actuación de rap no sería televisado.

Aún más sonado fue el boicot reivindicativo de Marlon Brando a los Óscars de 1973, en los que acabó ganando su segundo Óscar a Mejor Actor por encarnar a Vito Corleone en El padrino. Y es que en vez de asistir a la ceremonia, el excéntrico Brando envió a la activista por los derechos de los americanos nativos Sacheen Littlefeather, quien leyó un discurso de Brando sobre el maltrato a esta etnia en las películas (por el que fue abucheada).

Más privadas fueron las razones de Terrence Malick, el legendario cineasta que en 1999 fue nominado a Mejor Director y Mejor Guion Adaptado por La delgada línea roja (cinta que aspiraba a otras 5 estatuillas, incluida Mejor Película).

Malick, que conocido por su carácter extremadamente reservado, nunca había asistido a los Óscar, pero estaba previsto que lo hiciera hasta que los productores de la cinta concedieron una reveladora entrevista a Vanity Fair, en la que detallaban cómo era trabajar con él… pese a que antes del rodaje habían firmado un acuerdo de confidencialidad por el que se comprometían a no divulgar dicha información. En consecuencia, Malick decidió no acudir y tampoco estuvo en la gala de 2012, cuando fue nominado por El árbol de la vida.

El caso de Woody Allen podría ser comparable, ya que el cineasta nunca asiste a galas de premios –ni siquiera cuando en 1978 Annie Hall se alzó con los premios a Mejor Actor, Mejor Guion Original y Mejor Película. Únicamente fue a la ceremonia de 2002 para presentar las películas rodadas en Nueva York en honor a la ciudad, tras los atentados del 11-S.

Según declaró Allen a ABC News: “El mismo concepto de los premios es estúpido. No puedo acatar el juicio de otras personas, porque si lo aceptas cuando te dicen que mereces un premio, tienes que aceptarlo cuando dicen que no”.

Eso sí, no ir a recoger un premio no implica rechazarlo. La mítica Katharine Hepburn, que con sus cuatro estatuillas doradas ostenta récord histórico de mayor número de Óscars ganados por un actor, nunca salió a recoger ninguno de ellos. Su primera aparición en la gala fue en los premios de 1974, cuando presentó el premio Irving G. Thalberg Memorial con unas palabras de disculpa: “Soy la prueba viviente de que una persona puede esperar 41 años para ser desinteresada”.

Más que egoísmo, agotamiento fue la justificación que dio Paul Newman para no ir a recoger su Óscar por El color del dinero en 1987, tras haber sido nominado seis veces y recibir dos Óscars honorarios. Según reveló a Associated Press: “Es como perseguir a una mujer bella durante 80 años. Finalmente ella acepta y tú dices: “Lo siento. Estoy cansado”.

En 1970, George C. Scott rechazó su nominación a Mejor Actor por Patton, avisando a la Academia de que rechazaría el premio si este le era concedido. Lo cual efectivamente sucedió, sin que Scott estuviera allí para recibirlo. Después el actor describiría los Óscars como “un desfile de carne de dos horas” (sí, por entonces la gala era bastante más corta).

Elizabeth Taylor se saltó la ceremonia de 1966, en la que estaba nominada a Mejor Actriz por ¿Quién teme a Virginia Woolf?, porque su marido de entonces, el actor Richard Burton, que también estaba nominado por la misma película, había perdido en cuatro ocasiones anteriores y temía volver a quedar en ridículo. Y efectivamente, Burton volvió a quedarse sin estatuilla dorada pero Taylor sí ganó su segunda –que no puedo agradecer por estar en casa con su marido.

Y para terminar, un par de casos de lo más ridículo. En primer lugar, el de Eminem, que pese a ganar el Óscar a Mejor Canción Original en 2003 por “Lose Yourself”, no fue a recogerlo porque, supuestamente, estaba durmiendo. Mucho más responsable, pero igualmente errado, fue Michael Caine cuando dejó de asistir a la gala de 1987, donde le concederían su primer Óscar a Mejor Actor Secundario por Hannah y sus hermanas, porque estaba rodando nada más y nada menos que la pésima secuela Tiburón, la venganza.

Más historias que te pueden interesar: