Estrenos de cine: Los libros cautivos retrata lo que sucedió con la literatura infantil en la dictadura

·2  min de lectura
Escena de Los libros cautivos, film de Gabriela Fernández que se podrá ver a partir de este jueves 23 en el Espacio INCAA Sala Gaumont
Escena de Los libros cautivos, film de Gabriela Fernández que se podrá ver a partir de este jueves 23 en el Espacio INCAA Sala Gaumont

Los libros cautivos (Argentina / 2022). Dirección: Gabriela A. Fernández. Montaje: María Lucrecia Caramagna. Fotografía: Franco Palazzo. Música original: Pablo Sala. Testimonios: Judith Gociol, Amanda Toubes, Ricardo Figueira, Gabriela Pesclevi, Florencia Bossié. Actuaciones: Rocío Passarelli, Germán Cuello, Fiorella Gilardi, Lila Caramagna. Duración: 60 minutos. Nuestra opinión: buena.

La cineasta Gabriela A. Fernández gestó, junto a egresados de la Facultad de Artes de la Universidad de La Plata, un poderoso trabajo interdisciplinario que echa luz sobre la censura de la literatura infantil y juvenil durante la dictadura cívico militar en la Argentina. Los libros cautivos es el resultado de una tesis colectiva para la que se investigó arduamente y que tiene como objetivo, como se señala en el documental mismo, mostrar cuáles eran las temáticas que incomodaban y silenciaban en consecuencia.

Los libros cautivos de Gabriela Fernández
Los libros cautivos de Gabriela Fernández


Los libros cautivos de Gabriela Fernández

De esta forma, Fernández y sus entrevistados (referentes del mundo de la cultura) van construyendo una obra polifónica donde hay una perpetua revalorización de la palabra. Como ejemplo nos encontramos con una mención a un libro de Elsa Bornemann que pone de manifiesto el talento de la autora al momento de escribir sobre esos tópicos que molestaban con las analogías como bandera.

Ese recorrido histórico tiene su punto álgido cuando los testimonios se proponen analizar el panorama cultural actual con el pasado como herramienta necesaria para sus reflexiones. En este sentido, cobra fuerza un pasaje en el que se rescata la visión de ciertas editoriales que consideraban el acceso a la cultura un derecho que no debía implicar un alto costo.

Por otro lado, en Los libros cautivos no solo mencionan a Bornemann sino también a una amplia gama de escritores cuyos textos de creatividad frondosa no pueden disociarse de su contexto. Al igual que las ilustraciones que los acompañan, son fruto de una época oscura del país que el documental de Fernández retrata con varios recursos, entre ellos, recreaciones de una quema de libros en las que se destaca el trabajo de puesta en escena.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.