Etiopía dice que enemigos se están rindiendo, fuerzas de Tigray reportan victoria en batalla

·2  min de lectura
Campamento de Um-Rakoba de refugiados etíopes que huyen de los combates en curso en la región de Tigray, en la frontera entre Sudán y Etiopía, en el estado de Al-Qadarif

ADÍS ABEBA/NAIROBI, 24 nov (Reuters) - El gobierno etíope dijo el martes que los soldados de Tigray se estaban rindiendo ante su avance hacia la capital regional, pero las fuerzas locales aseguraron que están resistiendo y que destruyeron una prestigiosa división del ejército.

En las tres semanas que dura el conflicto han muertos cientos de personas, han huido más de 41.000 personas a Sudán y ha habido una destrucción generalizada y el desarraigo de personas de sus hogares en la región norteña de Tigray.

La guerra se ha extendido a Eritrea, hacia donde las fuerzas de Tigray han disparado proyectiles, y también afectó a Somalia, donde Etiopía desarmó a varios cientos de tigrayanos en una fuerza de mantenimiento de la paz que lucha contra militantes vinculados a Al Qaeda.

Reuters no pudo verificar las declaraciones de ninguna de las partes, ya que las conexiones telefónicas y de internet con Tigray están caídas y el acceso al área está estrictamente controlado.

El gobierno del primer ministro Abiy Ahmed dijo que muchos combatientes de Tigray respondieron al ultimátum para deponer las armas antes de una amenaza de ofensiva contra la ciudad de Mekelle, con medio millón de habitantes. El plazo vence el miércoles.

"Utilizando el período de 72 horas del gobierno, una gran cantidad de milicias y fuerzas especiales de Tigray se están rindiendo. Muchos se han rendido a través de la región de Afar, y las fuerzas restantes se están rindiendo pacíficamente", dijo un grupo de trabajo del gobierno.

El Frente de Liberación Popular de Tigray (TPLF, por sus siglas en inglés), que controla la región de más de 5 millones de habitantes, dio una versión radicalmente diferente, diciendo que sus tropas estaban manteniendo a raya a las fuerzas federales y obteniendo grandes victorias.

Su portavoz, Getachew Reda, dijo a Tigray TV que una importante unidad del ejército -a la que llamó la 21ª división mecanizada- fue destruida en un asalto en Raya-Wajirat dirigido por un excomandante de esa unidad que ahora lucha por el TPLF.

Billene Seyoum, la portavoz del primer ministro, dijo a Reuters que eso no es cierto.

Estados Unidos -que considera a Etiopía como un poderoso aliado en una región turbulenta-, Francia y Reino Unido fueron las últimas potencias foráneas que hicieron un llamado a la paz.

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas tenía previsto celebrar una discusión informal sobre Etiopía más tarde el martes, según una fuente de la ONU con sede en Nueva York y un correo electrónico al que tuvo acceso Reuters.

(Reporte de Redacción de Adís Abeba y Omar Mohammed, Nazanine Moshiri, Maggie Fick y Katharine Houreld en Nairobi; escrito por Andrew Cawthorne; editado en español por Carlos Serrano)