Exabogado de la Casa Blanca de Trump citado en investigación del Departamento de Justicia sobre el 6 de enero

·2  min de lectura

Un exabogado de la Casa Blanca que se opuso a los esfuerzos de la campaña de Trump para anular los resultados de las elecciones de 2020 recibió una citación en la investigación del Departamento de Justicia sobre el 6 de enero.

A Eric Herschmann lo citaron el lunes con la orden de testificar ante un gran jurado. Antes había testificado bajo juramento en la investigación del comité selecto de la Cámara sobre el 6 de enero.

Politico fue el primer medio que informó sobre la citación.

La investigación del Departamento de Justicia contó antes con el testimonio de Marc Short, uno de los principales asesores del exvicepresidente Mike Pence, y en los últimos meses se ha centrado cada vez más en los niveles más altos de la administración Trump. Cientos de estadounidenses que participaron en el ataque al Congreso han sido acusados y condenados en la investigación hasta el momento.

Herschmann fue un abogado que representó a Donald Trump en su primer juicio político y luego se desempeñó como asesor en la Casa Blanca, pero nunca fue miembro de la oficina del abogado de la Casa Blanca. Debido a esa distinción, algunas o todas sus conversaciones con Trump sobre el 6 de enero o los esfuerzos para anular las elecciones pueden no estar protegidas.

Durante su testimonio ante el comité del 6 de enero, Herschmann testificó que los principales asesores de la campaña de Trump querían que los militares confiscaran las máquinas de votación y calificó de “dementes” sus esfuerzos por anular las elecciones.

La noticia de su citación salió a la luz poco después de que se informara que a Rudy Giuliani y varios otros, incluidos algunos funcionarios electos estatales, les informaron que son objetivos en la investigación del condado de Fulton sobre los esfuerzos de la campaña de Trump en ese estado para tratar de revertir los resultados de las elecciones.

Mientras tanto, Trump ahora también enfrenta una investigación separada debido a las acusaciones de que retuvo materiales clasificados en Mar-a-Lago después de dejar la Casa Blanca.

El expresidente y su equipo denunciaron todas las diversas investigaciones penales como motivadas por la política y acusaron a los demócratas, incluido Joe Biden, de utilizar al Departamento de Justicia como arma contra ellos. Sin embargo, Biden no tiene ningún control sobre la investigación del condado de Fulton, y tanto la Casa Blanca como el Departamento de Justicia han sostenido que la investigación del Departamento de Justicia se maneja de manera completamente independiente de la Oficina Oval.