La última excentricidad de Kim Kardashian para su mansión: un búnker en el jardín

·1  min de lectura
Kim Kardashian credit:Bang Showbiz
Kim Kardashian credit:Bang Showbiz

Todo apunta a que Kim Kardashian será quien se quede con la mansión de Hidden Hills que compró con su ex Kanye West en 2014 por veinte millones de dólares y que actualmente está valorada en cuarenta más. Aunque las reformas duraron siete años, parece que la celebridad aún no ha quedado satisfecha del todo con el resultado final y estaría planeando añadir un refugio subterráneo en el jardín trasero.

Según los documentos legales obtenidos por el portal The Blast, a sus vecinos no les ha hecho ninguna gracia la idea porque temen que los obreros se topen con una de las "tuberías de gas de alta presión" que pasan cerca de la propiedad cuando empiecen a escavar. Uno de los residentes de la zona ha pedido a un juez que detenga los planes de construcción por el momento debido al riesgo potencial que supondrían para la comunidad, utilizando como argumento a su favor los reglamentos por los que se rige la convivencia en la exclusiva urbanización privada de Hidden Hills.

En realidad, las mejores que Kim pretendería hacer en su hogar no acabarían con este búnker. También esperaría construir un centro de bienestar, un aparcamiento subterráneo y una caseta de vigilancia para desesperación de sus vecinos, que están en pie de guerra.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.