EXCLUSIVA: EEUU investiga Neuralink, de Elon Musk, por ensayos con animales

Elon Musk asiste a una gala en el Museo Metropolitano de Arte de Nueva York

Por Rachael Levy

6 dic (Reuters) - La empresa de dispositivos médicos Neuralink, de Elon Musk, está siendo investigada por el Estado federal por posibles violaciones del bienestar de los animales, ante quejas internas del personal que dicen que sus pruebas con animales se están precipitando, causando sufrimiento y muertes innecesarias, según documentos revisados por Reuters y fuentes familiarizadas con la investigación y las operaciones de la empresa.

Neuralink Corp está desarrollando un implante cerebral que espera que ayude a las personas paralizadas a volver a caminar y a curar otras dolencias neurológicas. La investigación federal, de la que no se había informado anteriormente, fue abierta en los últimos meses por el inspector general del Departamento de Agricultura de Estados Unidos a petición de un fiscal federal, según dos fuentes con conocimiento de las pesquisas. Según una de las fuentes, se centran en las violaciones de la Ley de Bienestar Animal, que regula el trato y las pruebas de los investigadores con algunos animales.

Las indagaciones llegan en un momento de creciente descontento por parte de los empleados sobre las pruebas con animales de Neuralink, que incluyen quejas de que la presión del director ejecutivo Elon Musk para acelerar el desarrollo ha dado lugar a experimentos fallidos, según una revisión de Reuters de decenas de documentos de Neuralink y entrevistas con más de 20 empleados actuales y antiguos.

Estas pruebas fallidas han tenido que repetirse, aumentando el número de animales que se someten a pruebas y mueren, dicen los empleados. Los documentos de la empresa incluyen mensajes, grabaciones de audio, correos electrónicos, presentaciones e informes que no habían sido divulgados anteriormente.

Musk y otros ejecutivos de Neuralink no respondieron a las solicitudes de comentarios.

Reuters no pudo determinar el alcance completo de la investigación federal o si implicaba los mismos supuestos problemas con las pruebas en animales identificados por los empleados en las entrevistas de Reuters.

Un portavoz del inspector general del USDA declinó hacer comentarios. La normativa estadounidense no especifica el número de animales que las empresas pueden utilizar para la investigación, y da un amplio margen de maniobra a los científicos para determinar cuándo y cómo utilizar animales en los experimentos. Neuralink ha superado todas las inspecciones de sus instalaciones por parte del USDA, según consta en los documentos reglamentarios.

Musk ha presionado intensamente para acelerar el progreso de Neuralink, que depende en gran medida de las pruebas con animales, según dijeron empleados actuales y antiguos. A principios de este año, el director ejecutivo envió a sus empleados un artículo de prensa sobre investigadores suizos que desarrollaron un implante eléctrico que ayudó a un hombre paralizado a volver a caminar.

"¡Podríamos permitir a la gente utilizar sus manos y volver a caminar en la vida diaria!", escribió al personal a las 6:37 de la mañana, hora del Pacífico, el 8 de febrero. Diez minutos más tarde, continuó: "En general, simplemente no estamos avanzando lo suficientemente rápido. Me está sacando de quicio".

(Reporte de Rachael Levy; editado en español por Flora Gómez)