Frida Sofía y su doloroso pasado en la dinastía Guzmán-Pinal: “Lo único que quiero es justicia”

·10  min de lectura

Vista desde afuera, la niñez de Frida Sofía se pudiera comparar a la de cualquier hija de famoso, en su caso un eslabón más en la historiada dinastía mexicana Pinal-Guzmán. En su día a día de niña estaban las presentaciones rocanroleras de su madre Alejandra Guzmán, juguetes y lujos, guaruras y camionetas blindadas, fotos familiares con sus abuelos Silvia Pinal y Enrique Guzmán, su paso por un exclusivo internado en Estados Unidos. 

Pero detrás de todo esto se ocultaba una cruda realidad que la hoy cantante y empresaria de 29 años recién ha empezado a procesar y compartir.  

Su niñez fue una montaña rusa. "¿Qué niñez?", pregunta al ser abordada sobre los recuerdos que conserva de sus primeros años en México. "La vida de un artista es de aquí para allá, de hotel en hotel, es muy movida. No es real. Nunca fue algo estable, [fue] rock and roll", dice. ¿La unión familiar dentro de un fuerte matriarcado? Un show mediático, afirma hoy. ¿Su estrecha relación de madre-amiga con la intérprete de "Un día de suerte"? Otro espejismo. "Estuve sola, no es que me sentí", recuerda de su vida cuando era una niña. "Es un hecho, pero todo pasa por algo. Ella hizo todo lo que pudo con las armas que tenía como madre. No hay manual, yo entiendo", dice Frida Sofía Moctezuma -hoy despojada por decisión propia de su apellido Guzmán- en exclusiva a People en Español.  

Lo que Frida Sofía no entiende hoy, lo que le cala el alma, es que su madre se rehúsa a creer lo que ella finalmente pudo verbalizar apenas en abril de este año tras someterse a un proceso de terapia en medio de la pandemia mundial: que su abuelo, el actor de hoy 78 años, abusó sexualmente de Frida Sofía cuando ella tenía apenas 5 años. "El pasado duele muchísimo porque de eso yo me acuerdo y ella no", dice Frida Sofía, de 29 años, quien alega que su madre en esa época no estaba en condiciones de ayudarla, ya que no estaba en sus cinco sentidos por su adicción a las drogas y el alcohol. "Me dicen: 'No hables mal de ella.' Es que no estoy hablando mal", afirma. "Cuando te cuentan una historia de terror, no van a salir maripositas". 

<em>Foto: Pablo Salazar/@pablosalazarph; Productora: Patricia Rivadeneira/@duckboxproductions; Peinado: Julian Bello/@julianhairstudio; Maquillaje: Clarissa Reyes/@clarissareyesbeauty; Estilista: Reading Pantaleón/@readingp</em>
Foto: Pablo Salazar/@pablosalazarph; Productora: Patricia Rivadeneira/@duckboxproductions; Peinado: Julian Bello/@julianhairstudio; Maquillaje: Clarissa Reyes/@clarissareyesbeauty; Estilista: Reading Pantaleón/@readingp

Tanto Alejandra, de hoy 53 años, como su padre Enrique han negado vehementemente las acusaciones de Frida Sofía en entrevistas en la prensa mexicana y sus redes sociales. En sí, Alejandra ha dicho que pone "las manos en el fuego" por su padre, mientras Enrique ha asegurado que Frida Sofía lo que busca es vengarse de su madre porque ella le retiró su apoyo económico. "En mi vida le he tocado un pelo a esa niña", dijo Enrique en Ventaneando (TV Azteca). "Nunca en mi vida le he puesto la mano encima". Contactados por People en Español tras realizarse esta entrevista exclusiva con Frida Sofía, ambos se negaron a contestar preguntas o hacer algún comentario sobre sus declaraciones. Alejandra ha asegurado que su hija padece trastorno límite de la personalidad, algo que Frida Sofía niega.  

Quienes según la joven sí la han apoyado y han sido su roca en esta vorágine han sido su padre Pablo Moctezuma y su madrastra Beatriz Pasquel. Si bien la pareja vive en México y Frida Sofía en Miami, hablan varias veces al día y le brindan apoyo emocional. "Me duele en el alma pensar por todo lo que pasó, pienso en cómo pudo haber sido diferente esta historia si yo hubiera podido estar más tiempo a su lado", dice Moctezuma. "Sé que Alejandra ama a su hija y la verdad nunca me imaginé que la expusiera a tantas situaciones de riesgo".  

Frida Sofía cuenta que ella optaba por montarse al carro con su mamá, aunque estuviera manejando ebria. "Siempre la cuidé y nunca la dejé", asegura. Cuando su madre se enojaba con ella la mandaba a casa de su papá, recuerda. "Me sentía culpable como que la estaba traicionando. Al final yo amaba a mi mamá más que nada. A mí no me importaba ni mi papá ni nadie. La verdad es que mi mamá era mi vida, era todo", dice. "Esperaba de chiquita que llegara para saber que estaba bien. Y yo le decía a mi papá: 'Llévame a casa de mi mamá'. Me ponía como loca. 'Necesito cuidar a mi mamá. Que si se cae, si se pega, si le hacen algo, si se vomita y la tengo que voltear. Tengo que ir con mi mamá a cuidarla', y esa fue mi niñez". 

Mirar atrás es un proceso doloroso. A veces, asegura Frida Sofía, ella se quedaba dormida en los lugares donde su madre ensayaba o daba conciertos y tenía una vida muy diferente a la de sus compañeros de clase. "No me gustaba llegar a la escuela y siempre estar atrasada. Me afectó mucho. De repente llegaba con el pelo rosa y me mandaban de regreso [a casa]", recuerda. Por la fama de su familia no podía jugar con sus amigas sin guardaespaldas. Tampoco podía ir a casa de otras niñas por el riesgo de ser secuestrada por ser hija de una reconocida artista.  

<em>Foto: Pablo Salazar/@pablosalazarph; Productora: Patricia Rivadeneira/@duckboxproductions; Peinado: Julián Bello/@julianhairstudio; Maquillaje: Clarissa Reyes/@clarissareyesbeauty; Estilista: Reading Pantaleón/@readingp</em>
Foto: Pablo Salazar/@pablosalazarph; Productora: Patricia Rivadeneira/@duckboxproductions; Peinado: Julián Bello/@julianhairstudio; Maquillaje: Clarissa Reyes/@clarissareyesbeauty; Estilista: Reading Pantaleón/@readingp

Lo que más resiente hoy es que su madre no le dedicó más tiempo. De hecho, dice, envidiaba a las niñas que tenían madres sobreprotectoras. "Siempre en el ballet me decían: '¿Por qué le dan el rol a ella si nadie la viene a ver?'", recuerda. 

Su carisma es un mecanismo de defensa que dice heredó de su abuela, Silvia Pinal. "Siempre el show debe continuar", dice que le enseñó la legendaria actriz. En su adolescencia, cuando la mandaron a estudiar a un internado en Estados Unidos -alejada de su familia- si bien Frida Sofía sufrió bullying por ser extranjera y no hablar bien inglés, sintió alivio de no vivir bajo la sombra de ellos. "Me presté al show", dice sobre fingir que había una relación cercana con los Guzmán-Pinal. "Yo me fui, pasaron los años y siempre estuve sola", añade sobre empezar una nueva vida en Miami, tras graduarse allí de la universidad. "Nunca me marcaron ni en mi cumpleaños, ni en Navidad", dice de su clan materno. 

Frida Sofía asegura que nunca le dijo nada a su madre, a su abuela ni a nadie de su familia sobre lo que habría sucedido con su abuelo cuando ella era una niña. "Tenía miedo, pánico", cuenta llorosa. "¿Cómo me van a creer, quién me va a creer?", añade.  

<em>Foto: Pablo Salazar/@pablosalazarph; Productora: Patricia Rivadeneira/@duckboxproductions; Peinado: Julian Bello/@julianhairstudio; Maquillaje: Clarissa Reyes/@clarissareyesbeauty; Estilista: Reading Pantaleón/@readingp</em>
Foto: Pablo Salazar/@pablosalazarph; Productora: Patricia Rivadeneira/@duckboxproductions; Peinado: Julian Bello/@julianhairstudio; Maquillaje: Clarissa Reyes/@clarissareyesbeauty; Estilista: Reading Pantaleón/@readingp

Callarlo la estaba asfixiando, asegura, por lo que rompió el silencio en abril en un programa televisivo. "Lo tuve que sacar, lo tuve que decir", explica a People en Español. "Es algo penoso, humillante, doloroso, traumatizante, algo que hasta en mi cerebro normalicé, hasta que dije: 'No, esto no está bien'".

Tampoco vio con buenos ojos la cercana relación entre su madre y su exnovio Christian Estrada. Si bien Alejandra ha negado que hayan tenido un romance, Frida Sofía asegura que su exnovio y su madre fueron amantes. "La traición en sí no es algo desconocido para mí. Fue tan fuerte la última", admite. "A veces en serio no puedes pensar con el corazón".  

Si bien está hoy abierta a volver a enamorarse, casarse y algún día ser madre, aún no está lista. "Hasta que no esté estable cien por ciento, nunca voy a traer a un ser inocente a este mundo", dice Frida Sofía, quien reveló que tuvo un aborto tras salir embarazada de Estrada. "¿Qué por qué abortaste? Porque ese bebé iba a sufrir tanto. Porque ese hombre [Estrada] le lleva mariachi a mi mamá en su cumpleaños en Nueva York, abrazados saliendo del mismo hotel. ¿Tú crees que yo iba a traer a esa criatura aquí?", dice dolida. "No fue un accidente, fue planeado", asegura de su embarazo, revelando que deseaba con toda su alma dar a luz a ese bebé. 

<em>Foto: Pablo Salazar/@pablosalazarph; Productora: Patricia Rivadeneira/@duckboxproductions; Peinado: Julián Bello/@julianhairstudio; Maquillaje: Clarissa Reyes/@clarissareyesbeauty; Estilista: Reading Pantaleón/@readingp</em>
Foto: Pablo Salazar/@pablosalazarph; Productora: Patricia Rivadeneira/@duckboxproductions; Peinado: Julián Bello/@julianhairstudio; Maquillaje: Clarissa Reyes/@clarissareyesbeauty; Estilista: Reading Pantaleón/@readingp

¿Qué siente cuando extraños la juzgan? "Lloro y pienso que me encantaría prestarles mis zapatos. Si juzgas mi camino, pruébatelos. ¡Aunque sean Louis Vuitton, échate una caminadita! Es mi verdad". 

A quienes la critican y culpan de tratar de destruir a su familia, les aclara: "A mí me vale la dinastía y el apellido. Lo que está bien está bien y lo que está mal está mal. Si tú traes un hijo al mundo, lo bañas tú, lo cuidas tú, lo crías tú, si no, nadie pidió nacer". Lo que ella busca con su denuncia no es más fama o dinero. "Lo único que quiero es justicia", asegura. "A mí nadie me calla. La verdad triunfa siempre y el de arriba lo ve todo, todo lo sabe". 

Lo que quiere que sepa su público es que es una mujer independiente. "Yo me mantengo. Soy bien trabajadora", afirma, asegurando que no depende económicamente de su madre. "No soy tonta, no soy floja", añade la empresaria, quien este año lanzó su línea de lentes de contacto Cray-See. En el 2019 también debutó como cantante con su sencillo "Ándale", seguido por sus canciones "Nada es para tanto" y "Chicas malas". 

Antes de entregarse de lleno al escenario, debe salir de su actual crisis legal, añade. Frida Sofía está preparando su respuesta a la demanda que su abuelo puso en su contra por difamación. "Enrique me demandó. La víctima soy yo", afirma ella. "Él tomó el primer paso legal, pero sin lo que se necesita para ir y presentar jurídicamente algo -que son pruebas, testigos, la verdad". Su respuesta en corte será contundente, asegura. "No soy de dar patadas de ahogado, estoy preparando algo sólido. Gracias a Dios han llegado ángeles y la justicia divina existe", añade, sin dar más detalle.

¿Por qué decidió romper el silencio? "Quiero que la gente se anime a decir la verdad. No son nada más niñas, son niños", dice sobre las víctimas de abuso. "Es un dolor tan fuerte que nadie lo tiene que cargar." 

<em>Foto: Pablo Salazar/@pablosalazarph; Productora: Patricia Rivadeneira/@duckboxproductions; Peinado: Julián Bello/@julianhairstudio; Maquillaje: Clarissa Reyes/@clarissareyesbeauty; Estilista: Reading Pantaleón/@readingp</em>
Foto: Pablo Salazar/@pablosalazarph; Productora: Patricia Rivadeneira/@duckboxproductions; Peinado: Julián Bello/@julianhairstudio; Maquillaje: Clarissa Reyes/@clarissareyesbeauty; Estilista: Reading Pantaleón/@readingp

Despojarse de secretos ha sido sanador para ella. ¿Perdonaría a su madre, hay posibilidad de reconciliarse? "Claro que la perdono porque si no es como tomarte el veneno tú y esperar a que se muera alguien más", dice. "Le deseo lo mejor. Ojalá y sane. De que yo me he tratado de acercar, lo sabe, aunque diga que no". ¿Tiene algún mensaje para su abuelo? "A ese no le digo nada", afirma. 

A quiénes sí les manda un poderoso mensaje es a las víctimas de abuso. "Si alguien te está haciendo algo que no te gusta, que te duele, y que tienes miedo que no te crean, acércate a alguien, grítalo", enfatiza, "no te lo calles". 

Después del cierre de nuestra edición impresa, Frida Sofía dio a conocer que había iniciado ya acciones legales en contra de Alejandra y Enrique. "Presentar una denuncia es la manera de probar los hechos. Hoy reitero mi decisión de iniciar acciones legales en contra de Enrique y Alejandra Guzmán por los diversos hechos de los que fui objeto y me marcaron, y me afectan todos los días de mi vida. Busco justicia no venganza", advirtió en un video que publicó en Instagram. "Me duele profundamente estar en esta situación meramente jurídica y personal con la mujer que más he amado y que me dio la vida".

MÁS HISTORIAS QUE TE PUEDEN INTERESAR:

EN VIDEO: "La caca flota y la verdad triunfa": Frida Sofía a Enrique Guzmán

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.