EXCLUSIVA-Uniper podría cambiar GNL australiano por gas atlántico para abastecer más rápido a Europa

·2  min de lectura
FOTO DE ARCHIVO: Vista general de la instalación de almacenamiento de gas Bierwang de Uniper cerca de la ciudad bávara de Kraiburg, Alemania

Por Vera Eckert y Marwa Rashad

FRÁNCFORT/LONDRES, 11 ago (Reuters) - La alemana Uniper está dispuesta a cambiar el gas natural licuado (GNL) que obtiene de la australiana Woodside por gas estadounidense, para poder aumentar el suministro en Europa más rápidamente durante el próximo invierno boreal, declaró la empresa.

La estrategia refleja los esfuerzos de empresas y gobiernos de toda Europa por buscar líneas de suministro alternativas y elaborar planes de contingencia para la próxima temporada invernal en el hemisferio norte, ante el temor de que Moscú pueda interrumpir totalmente el suministro de gas natural.

En caso de escasez de suministro, Uniper podría poner a disposición de los clientes de Europa el GNL estadounidense que se destinó a los clientes asiáticos y que podría estar asentado en el Atlántico, acelerando el posible suministro.

"Uniper hace todo lo posible por traer cargamentos adicionales o redirigir los existentes a Alemania. Los volúmenes procedentes de Australia podrían intercambiarse con los volúmenes procedentes de Estados Unidos y actualmente en el Atlántico y destinados a compradores asiáticos en China, India y Japón", dijo un portavoz de la empresa.

"Es posible que hagamos uso de esa facilidad en el próximo invierno (boreal), en caso de que los volúmenes fueran necesarios para Europa", dijo el portavoz, declinando dar detalles sobre los plazos y los volúmenes.

Uniper, que cuenta con una gran planta de comercialización de energía al por mayor de alcance mundial, dijo que tiene contactos con compradores en Asia para liberar potencialmente los suministros, sustituyéndolos por gas que obtiene de Woodside en virtud de contratos de suministro a largo plazo.

Desde mediados de junio, Rusia ha recortado drásticamente los flujos hacia Europa a través del gasoducto Nord Stream 1 y actualmente sólo suministra el 20% de los volúmenes acordados, culpando a los equipos defectuosos y retrasos en las reparaciones, mientras que Europa dice que la medida tiene motivaciones políticas.

Uniper, el mayor importador alemán de gas ruso, y Woodside duplicaron un acuerdo existente de 13 años a partir de 2021 a 1 millón de toneladas por año (mtpa) de GNL. Está previsto que a partir de 2026 aumente a 2 millones de toneladas por año.

Además de ayudar a satisfacer la creciente demanda de GNL para sustituir el gas de los gasoductos rusos en una crisis de suministro energético, el plan de Uniper tendría los efectos secundarios beneficiosos para el medio ambiente de evitar las distancias que deben recorrer los buques de GNL, dijo el portavoz.

Alemania está desesperada por encontrar alternativas al gas de Rusia, su principal proveedor, y se ha acercado a Qatar, pero fuentes han declarado a Reuters que las conversaciones entre ambas partes se han topado con obstáculos.

RWE, la empresa más grande de Uniper, dijo el jueves que estaba hablando con varios proveedores potenciales de GNL, no sólo con Qatar y América del Norte, ya que el grupo amplía su red para posibles acuerdos.

(Reporte de Vera Eckert y Marwa Rashad; Editado en Español por Ricardo Figueroa)