El exilio cubano honra a preso político 50 años después su muerte en prisión

·2  min de lectura

Miami, 24 may (EFE).- Varias organizaciones e instituciones del exilio cubano rendirán homenaje este miércoles al periodista y bibliotecario Pedro Luis Boitel (1931-1972) con motivo del 50 aniversario de su muerte en prisión en La Habana producto de una huelga de hambre.

Fue "el preso político más emblemático después de José Martí", dijo este martes a Efe el activista y periodista Pedro Corzo, directivo del Instituto de la Memoria Histórica Cubana contra el Totalitarismo, una de las organizaciones que convocan al homenaje.

"Boitel es un emblema de todo el proceso de la lucha contra los Castro. Este homenaje lo hacemos para que la verdad de Cuba no se pierda", afirmó el también exprisionero político.

Varias son las actividades programadas para este miércoles para recordar a Boitel, quien fue, según Corzo, un "pionero de los periodistas independientes en la prisión".

Boitel murió a los 41 años de edad en huelga de hambre, el 25 de mayo de 1972 en la cárcel del Castillo del Príncipe, en La Habana.

Los organizadores del homenaje, entre los que se encuentran Plantados hasta la Libertad de Cuba y el PEN Club de Escritores cubanos en el exilio, tienen previsto depositar una ofrenda floral en la tumba de la madre de Boitel, Clara Abraham de Boitel, en el cementerio Flagler Memorial, de Miami.

Luego, el Teatro Tower de La Pequeña Habana proyectará el documental "Boitel: Muriendo a plazos" (2009), dirigido por Daniel Urdanivia y producido por Corzo.

En el filme se aborda la vida y obra de Boitel, quien fue bibliotecario y trabajó en la cadena de radio y televisión CMQ y tras luchar lucha contra el régimen de Fulgencio Batista y se exilió en Venezuela.

En la proyección del documental y coloquio estará presente Armando Valladares, pintor, poeta y exembajador de Estados Unidos ante el Consejo de los Derechos Humanos de la ONU, quien además compartió prisión con Boitel.

"Boitel era un hombre de gran entereza moral, muy comprometido, que aspiró a presidir la Federación Estudiantil Universitaria (FEU) y Raúl y Fidel Castro intervinieron en 1959" para que así no fuera, narra Corzo.

"Pedro Luis fue pionero de los periodistas independientes en la prisión. Pasaba las informaciones desde (la cárcel de) La Cabaña, aunque murió en (el Castillo de) El Príncipe por una huelga de hambre de 53 días. Fue el preso político que más huelga de hambre hizo", señaló.

Según explica Corzo, la madre, que salió al exilio tras la muerte de Boitel, "veló a su hijo en su casa sin cadáver".

"Ella fue a los pocos días (de la muerte) a visitar la tumba donde supuestamente está enterrado Boitel en el Cementerio de Colón en La Habana, donde no hay nada que lo identifique salvo la versión oficial", añadió.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.