El expresidente paraguayo Lugo muestra "signos de mejoría clínica significativa"

·1  min de lectura

Asunción, 19 ago (EFE).- El expresidente y actual senador paraguayo Fernando Lugo muestra "signos de mejoría clínica significativa" tras cumplir más de una semana hospitalizado por un accidente cerebrovascular, dijo este viernes su médico, Jorge Querey, quien consideró que se ha alejado "de a poco" el "riesgo vital inminente".

Querey, quien además es senador por la alianza de izquierda Frente Guasu -la misma de Lugo-, explicó a la Radio Monumental que el dirigente político ha permanecido "muy estable" en las últimas 60 horas.

"Eso nos permitió desde el día de ayer (jueves) comenzar a trabajar en una retirada progresiva y lenta de los soportes tanto de medicamentos como del respirador", afirmó el legislador.

El médico tratante anticipó que, si Lugo evoluciona según el plan trazado, entre el domingo y el lunes estaría sin medicamento sedantes y sin respirador.

"Se ha estabilizado bastante y hemos dado buenos pasos en torno a la recuperación, lo cual nos permite decir que nos estamos de a poco alejando de ese riesgo vital inminente que tuvimos en esos primeros días", agregó.

Confirmó, sin embargo, que aún no darán un pronóstico neurológico, del que estimó podrán informar a partir de la próxima semana.

El exmandatario, quien fue obispo católico, fue internado de emergencia el pasado 10 de agosto después de sufrir una descompensación cuando se encontraba en el Congreso.

Según Querey, el dirigente sufrió un accidente cerebrovascular a partir de la hemorragia de una malformación arteriovenosa que requirió diferentes procedimientos y una intervención quirúrgica.

Lugo llegó al poder en 2008, con lo que puso fin a 61 años de hegemonía del oficialista Partido Colorado, pero tuvo que dejar el poder en junio de 2012, después de ser sometido a un juicio parlamentario "exprés".

(c) Agencia EFE