El exvicepresidente paraguayo Óscar Denis cumple 700 días secuestrado

·2  min de lectura

Asunción, 10 ago (EFE).- El exvicepresidente de Paraguay Óscar Denis (2012-2013) cumple ya 700 días en poder de la guerrilla del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), recordó este miércoles su hija, Beatriz Denis, que consideró "es hora" de tener información sobre la situación de su padre, ahora de 76 años.

"Hace 23 meses secuestraron a papá", señaló Beatriz Denis, al leer desde la sede del Congreso un comunicado de la familia.

Denis, quien fue vicepresidente durante el periodo del presidente Federico Franco (del Partido Liberal Radical Auténtico-PLRA), fue retenido el 9 de septiembre de 2020 en su estancia en el departamento de Concepción (noreste).

"Queremos resultados, ya estamos decepcionadas", sentenció la hija del también exgobernador de Concepción, consultada por los periodistas.

En concreto, pidió conocer la condición real de su padre: "Si ya no está, ¿qué hicieron con él?, ¿dónde lo dejaron? Y si está, bueno, saber dónde está", sostuvo.

Su hija indicó que están "a días" de cumplirse dos años del secuestro de un exvicepresidente, exgobernador, exdiputado, exsenador, pero sobre todo de un paraguayo.

"Es hora de que sepamos algo", reclamó.

En su mensaje, las hijas del exvicepresidente aseguraron haber negociado "con el terror", rogado "al Estado que cumpliera con su deber" y haberse refugiado en la fe durante todo este tiempo.

Además, dijeron haberse unido "a otras hijas y madres de secuestrados" por el EPP, como el policía Edelio Morínigo, en cautiverio desde julio de 2014, y el ganadero Félix Urbieta, secuestrado en octubre de 2016.

La familia Denis se quejó que "de los responsables de la seguridad" de estos tres secuestrados siguen "hasta ahora recibiendo solo excusas".

"Más que nunca, está claro que el Gobierno prioriza la política partidaria por encima de la seguridad de los paraguayos", afirmó la familia Denis, que dice haber recurrido, cuando se cumplían seis meses del secuestro del exfuncionario, a la Alta Comisionada de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas en busca de ayuda y recibieron su solidaridad.

En ese contexto, observaron con "tristeza y dolor la partidización de la cosa pública, y el abierto desdén a cualquier problemática que no sea conservar o ampliar espacios de poder". EFE

lb/jrh

(c) Agencia EFE