Los fans de Adara acaban de cruzar todos los límites de 'Secret Story'

·7  min de lectura

El carácter emocional y guerrero de Adara Molinero desde que los espectadores la descubrieran televisivamente en Gran Hermano 17 ha provocado que con el paso de los años la joven amase una cantidad ingente de seguidores. Sin ir más lejos, en su perfil de Instagram cuenta con 839.000 fans que le apoyan a muerte en cada uno de sus proyectos en la pequeña pantalla. 

Y es que la que fuera azafata de vuelo se convirtió en la protagonista en mayúsculas de GH VIP 7 (tanto que se hizo con el maletín imponiéndose frente a Alba Carrillo) y también de El tiempo del descuento donde se siguió dando bola a su romance con Gianmarco Onestini. En 2020 la madrileña también siguió en el candelero gracias a la defensa que hizo de su madre Elena en Supervivientes, aunque ha sido este 2021 cuando definitivamente se ha puesto de relieve el fanatismo poco saludable de sus seguidores a raíz de su participación en Secret Story: La casa de los secretos. Y es que esta legión de espectadores acaba de señalar con el dedo a la directora del formato, María Zambrano. Además, se han lanzado en masa a acusar de tongo a la organización. 

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

El pasado 27 de septiembre Adara desembarcó en Telecinco como invitada del nuevo reality de la cadena. Una puesta en escena que se explicaba como parte de la prueba semanal aunque, para sorpresa de la audiencia, derivó en una participación que ha mantenido a los seguidores del formato con el corazón en un puño estos últimos meses. Y es que tras la expulsión disciplinaria de Sofía Cristo, la joven se convirtió en concursante de pleno derecho y ha luchado con uñas y dientes para hacerse con el premio.

Desde que pisó el programa, Adara ha generado mucho ruido en las redes sociales, es una concursante muy visceral que levanta tanta pasión como odio pero que, sobre todo, consigue acaparar la atención de las cámaras y concentrar la conversación de Secret Story. Claro que parte de la repercusión que genera proviene del fanatismo que rodea su figura. Un entusiasmo desmedido por la joven que ha cruzado todos los límites posibles en las últimas horas después de que los fans estén abrazando la teoría de la conspiración a raíz de su expulsión pero, sobre todo, que estén señalando abiertamente a María Zambrano, la directora de Secret Story, amenazándola como si fuera una mafiosa.

Para comprender la polémica suscitada hay que destacar que Adara ha conseguido un protagonismo excesivo en Secret Story. No hay semana que el concurso no haya girado en torno a la madrileña, convirtiéndose en la pieza clave de este engranaje televisivo. Es por esto que su primera expulsión dejó el programa en un apuro porque la joven se había convertido en la auténtica reina del formato por vivirlo con tanta pasión, llevando todo al extremo, y, especialmente, por moverse como pez en el agua en el conflicto.

No obstante, la enorme legión de seguidores que le apoyan desde fuera consiguió que la influencer volviera a la casa de Guadalix de la Sierra tan solo unos días después de su expulsión, como finalista de la repesca. Y parece que más de un seguidores ha creído que por resultar una de las favoritas en aquel momento ya implicaba su pase directo a la final.

La controversia ha estallado tras la segunda expulsión de Adara quien ha perdido un muy igualado televoto contra Cristina Porta. La periodista se salvó con un 48% aunque lo cierto es que la joven se ha mantenido como protagonista hasta el final, reencontrándose con su padre Jesús Molinero después de dos años sin verse y con su novio Rodri con quien, todo sea dicho, se besó apasionadamente a su llegada al plató.

La expulsión de Adara provocó tal ira entre los fans que, por un lado, dejaron caer que se había producido tongo en el programa, pidiendo incluso el apagón para el reality. Pero además de reportar este supuesto engaño, justificando que Cristina ha ganado protagonismo a última hora por su carpeta con Luca Onestini, han echado las vísceras contra la profesional María Zambrano.

Basta darse un paseo virtual por Twitter para confirmar que el nombre de la directora de Secret Story resuena por cada esquina, poniendo de relieve que no todo vale por muy fan que seas. Y es que los seguidores de Adara se las saben todas para defenderla y este es el ejemplo más claro de que han rebuscado hasta debajo de las piedras para echar por tierra la expulsión de la influencer. Los adaristas, que así se hacen llamar, han apuntado que Cristina Porta conocía a la directora antes de entrar en el programa y que ésta le habría dado unas pautas para ganarse a la audiencia.

Como se puede apreciar son acusaciones muy graves y, sobre todo, subjetivas. Al final, suena a la misma historia de siempre: cuando un ídolo no gana y su porcentaje está igualado se suceden las acusaciones de tongo. Sin embargo, no se puede olvidar que Adara tenía todas las papeletas para marcharse porque, a pesar de que ha sido la concursante que más juego ha dado, se ha pasado tres pueblos.

En definitiva, los seguidores de Adara están cruzando unas líneas un tanto peligrosas. Al final esta polémica alude a un mal perder por parte de los fans de la joven que se encamina hacia un terreno pantanoso dado que no todo vale en televisión.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.