Federico Gutiérrez, el candidato que busca frenar el ascenso de Gustavo Petro en Colombia

·4  min de lectura
Federico Gutiérrez, candidato presidencial por la coalición Equipo Colombia
YURI CORTEZ

BOGOTÁ.– A Federico Gutiérrez le gusta que lo llamen Fico, más cercano, más familiar, “el candidato de la gente”, como dice el eslogan principal de su campaña presidencial. Y esa, su cercanía a la gente, casi siempre recorriendo las calles del país con una sonrisa en su rostro, es una de las principales virtudes del más joven de los aspirantes en la primera vuelta presidencial a disputarse el próximo domingo en Colombia, primer paso para el giro histórico que pronostican las encuestas.

Otro eslogan, “Yo me ‘identiFico’”, es más que un guiño entre los suyos, que definen a este ingeniero civil devenido en político como un “bacán”, que en Colombia representa a los tipos buenos y atractivos. Gutiérrez mantiene una media melena muy de su natal Medellín y un acento suave, casi meloso, sin estridencias.

Paisa (original de Antioquia) por los cuatro costados, de 47 años, ejerció como consultor de seguridad urbana en la Argentina y México antes de lanzarse al ruedo político. Su concluyente victoria en marzo en las primarias del Equipo Por Colombia (centroderecha) lo ha transformado desde entonces en el anti-Petro (Gustavo Petro) del país cafetero, principal rival del abanderado de la izquierda, el gran favorito. El hombre que puede salvar a Colombia según el uribismo y la derecha nacional.

“Yo represento todo lo contrario a Petro”, aseguró Gutiérrez desde que hiciera pública su candidatura el año pasado. Meses después, nada más conocerse su victoria de marzo, el candidato del uribista Centro Democrático renunció para oficializar su apoyo a Fico, que además ha sumado a su candidatura a los dos partidos tradicionales, el Partido Conservador y el Partido Liberal. “O nos unimos o nos jodemos”, repite Fico como un mantra para asustar a los colombianos con la llegada a la Casa de Nariño del exguerrillero Petro.

Gutiérrez abandona su pose de “bacán” cuando toca embestir contra su rival del Pacto Histórico y su “proyecto autoritario y populista”, “amigo de las FARC” y de la revolución chavista. “Yo jamás he empuñado un arma, a diferencia de vos, y nosotros somos dizque los amos de la guerra”, arrojó Fico a su rival durante uno de los debates de campaña.

Todo ello lo convierte en el candidato del establishment colombiano y del propio gobierno ante un reto que de momento parece un imposible. Para insuflarse ánimos a sí mismo, Gutiérrez recuerda cómo llegó a ser alcalde de Medellín en 2015, avalado por firmas ciudadanas y no por un partido, y siempre muy por debajo en las encuestas.

Simpatizantes del candidato presidencial Federico Gutiérrez
Simpatizantes del candidato presidencial Federico Gutiérrez


Simpatizantes del candidato presidencial Federico Gutiérrez

Es evidente que Gutiérrez disfruta con remontar en las grandes cumbres, en las que entrena cuando puede con su bicicleta, el deporte favorito de los paisas. Del mundo del ciclismo le ha llegado uno de sus principales apoyos, el de Egan Bernal, héroe nacional tras conquistar el Tour de Francia, quien salió en su defensa ante la acometida que sufría en las redes sociales: “Sigo creyendo que Fico Gutiérrez es la mejor opción para Colombia”.

Sobre el ciclista cayeron cientos y cientos de insultos, incluso lo acusaron de cobrar dinero por su postura, pero Bernal, que parece de titanio, no se echó atrás: “Si Fico es Duque2 (Iván Duque, presidente colombiano), ¿se podría decir que el “viejito” (Rodolfo Hernández) es Trump2? ¿Y Petro es (Hugo) Chávez2?”.

Competencia

Más allá de sus bondades o fortalezas, Fico no termina de convencer al votante que teme la llegada histórica de la izquierda al poder, sobre todo con Petro al frente. Eso explica el ascenso en los últimos días del outsider anticorrupción Hernández, porque hasta ahora “Fico no llena el vaso, está frente a una posible estanflación (estancamiento) electoral”, explica a LA NACION, bajo anonimato, uno de los asesores estrella de pasadas campañas electorales.

El politólogo Jorge Giraldo, decano de Humanidades en la Universidad Eafit de Medellín, también percibe ciertas debilidades en la candidatura de Fico Gutiérrez, y la hasta ahora poderosa derecha colombiana, que “carece de fuerza actualmente para imponerse”.

Si algo sí le reconocen amigos y enemigos es su honestidad. Incluso Petro, en el debate celebrado el lunes pasado, destacó que no haya sido procesado, aunque repitió que su secretario de Seguridad en Medellín fue condenado por sus nexos con uno de los grupos mafiosos de la capital paisa. Fico se defiende asegurando que a su exfuncionario lo señalaron por no denunciar una extorsión.

Precisamente es la seguridad una de las banderas de su campaña, que tan buenos dividendos le proporcionó durante su gestión en Medellín: acabó con un 80% de imagen positiva, uniéndose al grupo de alcaldes (Sergio Fajardo, también candidato, o Alonso Salazar) que han sumado para convertir la capital paisa en una de las joyas urbanas de la región.

En ese pulso de exalcaldes sí supera ampliamente a Petro, exalcalde de Bogotá, criticado por su mala gestión de la capital. Otra cosa será la batalla del domingo en las urnas, donde según las encuestas parte con una desventaja de entre 10% y 15%. “Esto es como ir escalando, como una etapa de montaña”, aseguró Fico, tan optimista que incluso apuesta por subir el Tourmalet y derrotar a Petro en primera vuelta.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.