Fernando Tejero y Pol Badía ('GH17'), ¿montaje a la vista?

Estamos petri con el nuevo número de Cuore. La revista revela en su portada una relación de lo más insólita: la de Fernando Tejero con Pol Badía, concursante de GH 17. Bueno, quizá hablar de noviazgo sea demasiado, pero lo que es indudable es que han estado liados: el semanario publica material gráfico de ellos besándose en la playa de Sitges para dar verosimilitud a esta historia tan surrealista.

Fernando Tejero y Pol Badía, en la portada de ‘Cuore’.

Pol saltó a la fama el 8 de septiembre de 2016, cuando entró a la casa de Guadalix cual macho alfa –aunque resultando una versión de AliExpress de Rafa Mora–. Allí dentro vivió un romance con otra concursante de GH, Adara Molinero. Todo siguió al acabar el concurso, pero se fue al garete en verano de 2017.

Después de un año sin que nadie se acordara de él, Badía volvió a ser noticia en septiembre de 2017, cuando se empezó a hablar de que si estaba liado con Maestro Joao, 30 años mayor. Recordemos que el vidente vivía entonces su máxima popularidad gracias a su participación en Supervivientes. Por entoces, muchos acusaron a la presunta pareja de montajista. Eso sí, aunque todo parecía más falso que un euro con la cara de Leticia Sabater, ambos vinieron asegurando lo suyo era de verdad.

Pol Badía y Maestro Joao, una pareja más que cuestioada (GTres).

Pero el Maestro Joao se acaba de enterar de que su noviazgo está acabado. Y, encima, como el resto de los mortales: con la portada de Cuore. “Ni quiero hablar ni tengo fuerzas, pero mi relación y mi historia de amor con él son de verdad. Hacíamos ocho meses de relación”, acaba de decir el vidente en Outdoor. Pero hay otra cosa clara, que Fernando Tejero no quiere nada con Pol. Así lo afirma el actor de La que se avecina en Instagram, ya con la revista en los quioscos: “Estoy soltero y feliz… Muy feliz”. Pero, entonces, ¿qué invento es esto?

Los besos de Fernado Tejero con Pol Badía, en ‘Cuore’.

De nuevo, muchos ya empiezan a hablar de montaje. Y no por parte de Tejero, quien lleva más de veinte años de profesión y jamás ha entrado en ningún circo de este tipo. Tampoco le hace falta al cordobés porque continúa en La que se avecina y tiene otras dos películas por estrenar. ¿Y por la otra parte? “Pol es capaz de vender a su madre por tener fama”, dijo Adara cuando rompió con él. ¡Un poquito de por favor!

Si conoces un poco este medio, no te puede chirriar más este reportaje fotográfico. Un paparazzo nunca seguiría a Fernando porque sí y menos hasta Cataluña viviendo éste en Madrid. Más improbable es que alguien de la profesión vaya a perder su tiempo en Pol Badía por si salta la rana. Quizá sea bastante revelador que las imágenes publicadas hayan sido tomadas en Sitges, muy cerca de Barcelona, donde vive el concursante de Gran Hermano. Ahora mismo, para evitar una lluvia de insultos en Instagram, Pol tiene actualmente en modo privado su cuenta de Instagram.