Fiona azota a Bermudas, Canadá se prepara para una gran sacudida

·3  min de lectura
Foto del jueves de enormes olas en Bermuda como consecuencia del huracán Fiona

Por Don Burgess y Eric Martyn

HAMILTON, Bermudas/HALIFAX, Canadá, 23 sep (Reuters) - El huracán Fiona azotaba a las Bermudas con vientos huracanados y empapaba la isla atlántica con fuertes lluvias el viernes, mientras se dirigía hacia el norte rumbo a Nueva Escocia, donde amenaza con convertirse en una de las tormentas más severas de la historia de Canadá.

Fiona ya había azotado una serie de islas del Caribe a principios de la semana, dejando al menos ocho muertos y cortando la electricidad de prácticamente todos los 3,3 millones de habitantes de Puerto Rico durante una sofocante ola de calor.

Durante la noche, la tormenta se acercó a las Bermudas como un monstruoso huracán de categoría 4, pero se redujo a categoría 3 cuando pasó al oeste del territorio británico, situado a 1.127 kilómetros de Carolina del Norte en Estados Unidos. Sin embargo, sus ráfagas alcanzaron los 166 kmh, con vientos sostenidos de hasta 129 kmh, dijo el Servicio Meteorológico de las Bermudas en un boletín.

La Bermuda Electric Light Co, el único proveedor de electricidad de la isla, dijo que unos 29.000 clientes, o más del 80% de su base de consumidores, no tenían electricidad el viernes por la mañana.

A las 1200 GMT, el huracán Fiona se encontraba a unos 200 km al norte de las Bermudas y a unos 1.175 km al sur de Halifax, la capital de Nueva Escocia, moviéndose hacia el nor-noreste a 41 kmh. Como huracán de categoría 3, llevaba vientos máximos sostenidos de 205 kmh, dijo el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos.

Las últimas proyecciones indican que Fiona tocará tierra en la isla de Cabo Bretón, donde viven unas 135.000 personas o el 15% de la población de Nueva Escocia, informó el viernes Environment Canada.

Un aviso de huracán estaba en vigor para la mayor parte del centro y el este de Nueva Escocia, la Isla del Príncipe Eduardo y Terranova. El ojo de la tormenta se moverá a través de Nueva Escocia más tarde el viernes, en el Golfo de San Lorenzo el sábado y sobre Labrador el domingo.

Los meteorólogos dicen que las zonas cercanas a su trayectoria podrían recibir hasta 200 mm de lluvia, mientras que los vientos podrían dañar edificios y causar cortes de servicios públicos, con mareas de tempestad inundando las costas.

El huracán ya mostró su fuerza devastadora en el Caribe, causando la muerte de al menos cuatro personas en Puerto Rico, dijo la Agencia Federal de Gestión de Emergencias de Estados Unidos.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, dijo el jueves en una reunión informativa en Nueva York que el gobierno federal financiaría la retirada de escombros, el restablecimiento de la electricidad y el agua, así como el alojamiento y la alimentación durante el próximo mes.

Se estima que 928.000 hogares y negocios seguían sin electricidad en Puerto Rico el viernes por la mañana, según Poweroutages.com.

(Reporte de Don Burgess en Hamilton y Eric Martyn en Halifax; reporte adicional de Ivelissa Rivera en San Juan, Puerto Rico, Rich McKay en Atlanta y Frank McGurty en Nueva York; Escrito por Frank McGurty; Editado en Español por Ricardo Figueroa)