'First Dates' emite una de las confesiones más duras en una primera cita

·3  min de lectura

La versión española del programa de citas británico First Dates lleva haciendo las delicias del público desde 2016. Y si bien por el plató convertido en restaurante del amor han pasado infinidad de personajes que se notaba a la lengua que buscaban dar la nota en la televisión, también han acudido otros muchos comensales con el único propósito de mostrarse tal y como son. El ejemplo más cercano es el de Alba que en su desembarco en el formato de Cuatro reflejó la importancia capital de mostrar las costuras.

En el último programa emitido de First Dates la audiencia ha conocido a Alba, una locutora de 26 años que viajó desde Valencia a la capital en busca de una persona sincera y real. “Podría decir que soy artista porque me gradué en Bellas Artes hace ya bastante tiempo y empecé a estudiar locución y doblaje. Siempre he soñado con ser chica Almodóvar, pero eso aún no ha llegado”, se presentó la chica ante Carlos Sobera antes de confesar que no ha tenido suerte en el amor.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

“Con todas ha sido maravilloso menos con una de ellas y eso era porque al final éramos muy iguales”, reflexionó con el presentador antes de confirmar que acudía al formato de Cuatro en busca de “una persona divertida y que sea sincera. Quiero que sea real”.

En First Dates Vicky se convirtió en su cita a ciegas, una cocinera de 28 años de la misma ciudad cuyo mayor defecto, y a la vez virtud, es ser demasiado sincera. Muchas veces no sé decir las cosas con el mayor tacto del mundo. Me cuesta filtrar”, confesó ante las cámaras esta valenciana.

Desde el primer momento la cita fluyó entre ambas, enganchando al público al televisor sobre todo a raíz de que Alba diera una lección televisiva tras compartir muy naturalmente un complicado momento de su pasado. Y es que, tras hablar sobre el veganismo con Vicky, fanática de la carne, y sobre tatuajes, la joven reveló que intentó suicidarse.

“Haciendo activismo sobre la salud mental en cuarto de mi carrera hice un docu para visibilizar el suicidio. Y una de las performances era simular un intento de suicidio”, explicó Alba siendo interrumpida por Vicky quien, desde ese instante, prestó especial atención al comprender el tono crudo de la conversación. “Joder. Que heavy”, comentó la valenciana mientras que su compañera de mesa expuso una de las confesiones más duras que se han visto en una primera cita del programa.

“Recreaba uno de los míos”, afirmó Alba poniendo sobre la mesa uno de los oscuros episodios de su vida que a lo mejor cualquier otra persona hubiera preferido omitir en una primera cita. Sin embargo, la joven demostró que acudir a First Dates es como pasar por un túnel del tiempo, de alguna manera te invita a echar la vista atrás a tu pasado para mostrarte tal y como eres, con tus costuras.

“De todo lo que he hecho es como lo más fuerte o a lo que más me he enfrentado, que he expuesto mi cuerpo a eso y por eso me gusta siempre compartirlo”, apuntó Alba delante de las cámaras sobre el hecho de que había intentado acabar con su vida en más de una ocasión.

“A parte de lo loca que quizás esté ahora hablando también tengo mis cositas serias y son estas cosas”, continuó Alba encontrándose con el apoyo de Vicky que expresó “es locura bien”.

Durante la cena, Vicky también optó por compartir sus secretos, subrayando que su relación más larga había sido con un hombre. “Pensaba, te lo juro, que me iba a casar con él. De aquí de Madrid, además. Yo salí del armario con 17 años y a mí antes de ese momento me llegas a decir que me gustan las chicas y te digo no”, reveló la tatuadora.

En el momento de la decisión final, Vicky optó por no tener una segunda cita con Alba, argumentando que “somos muy diferentes, tenemos una forma de ver la vida y de pensar que no coinciden”. Una determinación con la que estuvo de acuerdo la graduada en Bellas Artes: “Al final en la forma de pensar, de relacionarnos, sí que es verdad que somos muy diferentes y, en ese sentido, no podríamos cuadrar”.

Pese a esto, Alba demostró con su dura confesión que First Dates actúa como espejo de la realidad y que es acertado compartir quién eres, con tus miedos y tus sueños, con tus episodios meritorios y tus momentos más complicados. En otras palabras, aunque elegir de qué hablar en una primera cita nunca es fácil, la comensal dio una lección televisiva con su valentía, ahondando en horario de máxima audiencia en un tema que todavía se considera tabú.

Más historias que te pueden interesar:

Imagen: ©Mediaset

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.