El fiscal de Georgia pide un gran jurado especial en la investigación sobre Trump

·3  min de lectura

La fiscal jefe del condado de Fulton (Georgia) solicitó un gran jurado especial como parte de su investigación sobre los intentos de Donald Trump de anular los resultados del estado en las elecciones presidenciales de 2020.

La fiscal del condado de Fulton, Fani Willis, inició su investigación hace casi un año, a raíz de la llamada telefónica del expresidente con el secretario de Estado republicano de Georgia, Brad Raffensperger, en la que parecía presionarle para “encontrar” votos que anularan la victoria de Joe Biden en el estado.

En una carta dirigida al juez jefe del Tribunal Superior del condado de Fulton, de la que informó en primer lugar The Atlanta Journal Constitution, Willis solicitó un gran jurado especial después de que un “número significativo de testigos y posibles testigos se hayan negado a cooperar con la investigación en ausencia de una citación que requiera su testimonio”.

Un gran jurado especial no puede emitir acusaciones, pero puede citar a testigos, presentar documentos e investigar otras oficinas como parte de la investigación.

En su carta, fechada el 20 de enero, Willis señala que su oficina abrió la investigación sobre “intentos coordinados de alterar ilegalmente el resultado de las elecciones de 2020” en Georgia.

Raffensperger ha indicado a los fiscales del condado de Fulton que no participará en la investigación.

El último movimiento de la oficina de Willis se produce en un momento en que la decisión sobre la presentación de cargos penales podría llegar en la primera mitad de 2022.

“Creo que en 2022 se tomará una decisión en ese caso”, declaró Willis a Associated Press este mes. “Ciertamente pienso que en la primera mitad del año se tomarán decisiones”.

El alcance de la investigación incluye una llamada telefónica del 2 de enero de 2021 entre el entonces presidente Trump y Raffensperger, la abrupta renuncia del fiscal de EE.UU. en Atlanta el 4 de enero de 2021, una llamada telefónica de noviembre de 2020 entre Raffenspberger y el senador de EE.UU. Lindsey Graham, y los comentarios realizados durante las sesiones legislativas del estado en 2020 durante las audiencias del comité sobre la elección.

“Vamos a conocer los hechos, a conocer la ley, a ser muy metódicos, muy pacientes y, en cierta medida, poco emotivos en esta búsqueda de justicia”, dijo a Associated Press.

La posible investigación penal, que un portavoz de Trump calificó de “cazería de brujas”, no es la única a la que se enfrenta el expresidente; el comité selecto de la Cámara de Representantes que investiga los disturbios del Capitolio ha acelerado su investigación sobre los acontecimientos y las personas que rodearon el ataque, y los fiscales de Nueva York han emitido citaciones a la familia Trump como parte de una investigación sobre sus negocios.

En una llamada grabada con Raffensperger, cuyas grabaciones fueron obtenidas por primera vez por The Washington Post, Trump expresó: “Solo quiero encontrar 11.780 votos, que es uno más de los que tenemos”.

Trump sugirió que la secretaria de Estado y su asesor principal, Ryan Germany, podrían ser procesados penalmente si no seguían sus afirmaciones.

“Ustedes saben lo que hicieron y no lo están reportando”, subrayó el expresidente durante la llamada. “Ya sabes, eso es un delito - es un delito penal. Y sabes, no puedes dejar que eso ocurra. Es un gran riesgo para ti y para Ryan, tu abogado. Es un gran riesgo”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.