Fiscal suspendido en Florida por enfrentarse a gobernador recurre a tribunal

·2  min de lectura

Miami, 17 ago (EFE).- El fiscal estatal de Florida Andrew Warren, suspendido por el gobernador Ron DeSantis tras señalar que no procesaría casos relacionados con la prohibición del aborto después de las 15 semanas, anunció que presentará una moción en los tribunales por su caso.

Warren ofreció este miércoles una conferencia de prensa en la que dio a conocer que presentará ante la Justicia federal una moción para apelar el haber sido suspendido por DeSantis, una decisión que viola la Primera Enmienda de la Constitución de Estados Unidos, según sostuvo.

El fiscal dijo que su suspensión implica además abuso de poder por parte de DeSantis, en lo que entiende violaría la Constitución del estado de Florida.

El anuncio de Warren, fiscal estatal del condado de Hillsborough y elegido dos veces, de recurrir a los tribunales llega después de que el pasado 8 de agosto prometiera no ser suspendido sin luchar contra una orden que suponía "derrocar" el voto de los ciudadanos.

"No se trata de lo que hice, sino de lo que dije", señaló el fiscal para mostrar que, en realidad, la suspensión no estuvo basada en decisiones que se le puedan atribuir.

"Con esta moción defiendo la democracia", aseguró Warren, tras acusar también a DeSantis de "estar desconectado de la realidad".

"La verdad va a prevalecer", señaló el fiscal, que insistió en que la postura tomada por el gobernador "afecta al sistema de justicia".

Warren dijo que con su suspensión DeSantis ha quebrado la ley en dos ocasiones, por violar la Primera Enmienda de la Constitución de Estados Unidos y en segundo lugar al producirse un abuso de poder que lacera la Constitución de Florida.

"No se puede echar a un funcionario por estar en desacuerdo", sostuvo el exfiscal sobre las razones que motivaron al republicano a firmar la suspensión.

DeSantis, que buscará la reelección en noviembre de este año, dijo en la orden de suspensión que Warren incurrió en negligencia en el cumplimento de su deber y que como fiscal estatal no puede elegir qué leyes hacer cumplir.

Aludió a un pronunciamiento firmado en junio de este año por varios fiscales del país, entre ellos Warren, en el que afirmaron: "Nos negamos a utilizar los recursos de nuestras oficinas para criminalizar las decisiones de salud reproductiva".

El pasado 1 de julio entró en vigor en este estado una nueva ley estatal que prohíbe el aborto después de las 15 semanas de embarazo, salvo excepciones como que la vida de la madre esté en peligro si no se efectúa el procedimiento. Las excepciones no incluyen los casos de violación o incesto.

(c) Agencia EFE