¡Físico letal! Una madre australiana ayuda a Mel Gibson a perder 14 kilos en ocho semanas

Como salido de un guion de cine. Así es la historia de una madre australiana que por cuestiones del destino, terminó siendo la dietista y consejera del mismísimo Mel Gibson.

En cuestión de ocho semanas, el actor y director ha cambiado su figura de manera radical perdiendo 14 kilos y luciendo saludable, delgado y con un físico que nos recuerda al rompecorazones de los 90.

Antes y después: 30 años de diferencia (Warner Bros./Instagram)

Samantha Jackson es una consejera de salud de 45 años que conoció a Mel Gibson en un restaurante de Sídney el pasado mes de junio, y desde entonces hablan todos los días. “Intercambiamos unos 30 mensajes de texto al día y hacemos videochat un par de veces a la semana” explicó la ex ejecutiva a New Idea.

Ambos estaban en el mismo restaurante cuando Sam se acercó a saludarlo como una fan más, pero terminó llevándose al actor a su mesa, comiendo pizza y ensalada con su marido y amigos hasta las 2 de la madrugada. Fue entonces cuando Mel se quejó de que no podía perder los kilos que había sumado por culpa de la edad. Y así Sam se ofreció a ayudarlo.

Sam vive en Perth, al oeste de Australia, es madre de dos y se despierta todos los días a las 5 de la madrugada con el primer mensaje de texto de la estrella de Hollywood (por la diferencia horaria entre EEUU y Australia). En esos mensajes le aconseja qué comer y qué ejercicios hacer, además de motivarlo a diario.

Sam -o “Might Mouse” como la llama el actor (que se traduciría como “Ratona Poderosa”)- hizo que Gibson eliminara de su dieta la crema en el primer café del día y la mantequilla. “Está encantando con la pérdida de peso. Perdió 27cm de contorno en su barriga” añade Sam.

LA DIETA DE MEL GIBSON
Sam compartió el régimen que creó para el actor, demostrando que la nutrición es la clave principal en la pérdida de peso. Dividió el proceso por semanas. La primera y segunda eran para centrarse en olvidar los malos habitos, como disminuir el consumo de azúcar, sal y lácteos. De la tercera a la sexta incorporó los ejercicios para construir más músculo; y las últimas dos en mantenimiento.

El DESAYUNO habitual comienza con un tortilla de huevos con tomates y pimientos; y un batido de proteínas a media mañana. El ALMUERZO suele ser pollo con espárragos, brócoli, judías verdes y batata; más otro batido de proteínas por la tarde.

Finalmente, la CENA se basa en salmón a la parrilla con ensalada verde y una patata asada pequeña.

Ambos hicieron un video para YouTube donde hablan de la experiencia y explican la transformación física del actor.

Me siento bien, muy saludable. Como con más frecuencia, pero mejor. Y bebo batidos de proteína a diario. Ejercito un poco. Tengo más energía para hacer ejercicio” sentencia Mel.

¡Vaya tipo Mel!

Para seguir leyendo:
Mel Gibson se prepara para dirigir el reboot del clásico Grupo salvaje
Cuando Hollywood mete la pata: Los anacronismos más terribles del cine
El director de Relatos Salvajes DESPEDIDO de su primera película en Hollywood