¿Flatulencias durante el sexo? Sí, a todos nos pasa, no hay por qué avergonzarse

En nuestro imaginario colectivo el sexo se trata de sensualidad, de sacar a relucir tu lado más hot y atractivo. Y en este escenario las flatulencias están totalmente de más. Pero, admitámoslo: suceden más de lo que quisiéramos. Aunque no hablemos públicamente sobre esto, a todos alguna se vez se nos ha escapado un gas en plena acción o hemos atestiguado el de nuestra pareja.

¿Por qué suceden justo en ese momento? ¿Cómo podemos hacer para prevenir un ‘escape de gas’ durante las relaciones sexuales? Te lo contamos.

Foto: golubovy/iStock

¿Por qué expulsamos gases durante el sexo?

Básicamente, porque el proceso digestivo no se detiene en la intimidad. La última vez que ingeriste alimento, lo que comiste, cuándo fuiste al baño… todos estos factores inciden en que tengas flatulencias (o no), indican desde Healthline.

En las mujeres, los gases pueden expulsarse debido al movimiento deslizante del pene dentro de la vagina, que hace presión en el ano, junto a la pared vaginal.

Asimismo, algunas veces se forman bolsas de gas en el ano y se expulsan durante el sexo, en cualquier momento. Aunque algunos experimentan más flatulencias durante el orgasmo, cuando los músculos tensos del cuerpo se relajan.

También te puede interesar: ¿Influye el tamaño de la vagina en las relaciones sexuales?

No hablamos de los que se expulsan por la vagina

No confundamos: en esta nota nos referimos a las flatulencias que salen del ano, no a los gases que puede emitir la vagina durante el sexo y que son el resultado de una bolsa de aire atrapada, como explica Women’s Health.

La vagina tiene muchos pliegues que pueden atrapar gas, que suele liberarse una vez que los músculos se relajan por completo, después de que una mujer alcanza el orgasmo. Puede sonar como una flatulencia, pero proviene de la vagina.

A veces, esto también ocurre durante el ejercicio, cuando los músculos vaginales se contraen.

¿Se pueden prevenir las flatulencias durante el sexo?

La buena noticia es que existen "medidas preventivas" para evitar los gases en plena acción. Sin embargo, según aclara Kelly O. Elmore, ginecóloga-obstetra: "si tienes muchos gases antes de tener relaciones sexuales, es probable que tengas gases durante las relaciones sexuales".

Teniendo esto en cuenta, antes de tener sexo lo mejor es evitar los alimentos difíciles de digerir y que generan hinchazón como el gluten, los frijoles, los lácteos y las verduras crucíferas (brócoli y coliflor, por ejemplo).

"Tan saludables como son las verduras, también contienen almidones que nuestro cuerpo no puede descomponer y digerir por completo. Cuando no pueden descomponerse, producen gas", explica el médico Niket Sonpal.

También te puede interesar: ¿Quieres vigilar tu dieta? Analiza tus flatulencias

Además, sería aconsejable evitar las bebidas con gas y no beber desde un popote. La goma de mascar y saborear dulces duros también pueden aumentar la cantidad de gas en el cuerpo.

Sin embargo, también deberías saber que no hay un plazo prudencial establecido en el que se recomienda beber/comer antes de tener sexo para evitar las flatulencias. Por lo tanto, cada persona tiene que recurrir a la prueba/error para determinar qué le resulta mejor o peor comer y cuánto tiempo antes de tener un encuentro apasionado.

Las embarazadas, más propensas

Durante la dulce espera es mucho más probable que las mujeres experimenten flatulencias al tener sexo, ya que la revolución hormonal que ocurre durante el embarazo pueden causar la acumulación de gases en el cuerpo.

Durante la gestación el cuerpo tiene niveles de progesterona más altos de lo normal. Esta hormona relaja los músculos y retrasa la digestión, lo que lleva a tener más gases.

Y si sucede, ¿cómo reaccionar?

Si lanzas un gas durante el sexo, ¡eres uno más del montón! No te martirices, a todos nos pasa. No vale la pena torturarse, sino más bien concentrarse en disfrutar.

"Si ocurre, reconócelo y sigue en movimiento. Después de todo, un signo de una relación saludable es poder hablar de cualquier cosa", explica Kelly O. Elmore.

Si tienes dudas, consulta con un especialista de la salud.