Frank Ocean hizo público su perfil de Instagram para retomar el 'control' de su imagen pública

Frank Ocean en la portada del nuevo número de la revista GQ

A diferencia de otras celebridades que precisamente aterrizaron en Instagram con el objetivo de ofrecer a sus seguidores una ventana abierta hacia su ámbito más íntimo, hasta hace tres meses escasos el rapero Frank Ocean prefería mantener ese perfil prácticamente cerrado para el gran público y compartir únicamente sus contenidos con sus allegados y, quizá, con algún que otro afortunado admirador.

Sin embargo, con el tiempo el intérprete acabó de comprender que las redes sociales son una herramienta muy útil para recuperar el "control" sobre su imagen pública, como asegura ahora, y ejercer de contrapunto al retrato, en ocasiones sesgado o inexacto, que los medios y ciertos internautas pueden construir sobre su por otro lado misteriosa figura.

"Me di cuenta de que había una gran disparidad entre la imagen que sobre mí se proyectaba entre ciertos sectores del público y mi verdadera forma de ser. Y además también creo que no hay verdades absolutas, entre cero y diez existen muchos números y estados de ánimo. Yo describiría a las personas como un espacio que va más allá de los símbolos, más allá del propio lenguaje", ha reflexionado en conversación con la revista GQ.

"Las palabras no siempre sirven para expresar con precisión cómo nos sentimos, pero el caso es que esa disonancia existía. La manera en que yo me veo no es la que comparte demasiada gente, y muchos siguen estando equivocados sobre mí", ha sentenciado al respecto.

Teniendo en cuenta que no suele conceder demasiadas entrevistas a causa de esa preocupación que siente ante el trato que le pueda dispensar la prensa, resulta comprensible que el estadounidense haya empezado a recurrir a la esfera virtual para mostrarse sin filtros, a base de grandes dosis de sinceridad y transparencia.

"Las redes sociales me han dado el control sobre el mensaje que quiero transmitir, lo cual me viene especialmente bien debido a esa relación mínima que mantengo con los medios de comunicación. Cuando te expones muy poco ante la opinión pública, corres el riesgo de que no se te perciba como de verdad eres", ha apostillado.