La frustración de Borré, los contrastes de Trapp

·5  min de lectura

Helsinki, 10 ago (EFE).- Así jugó el Eintracht Fráncfort en el duelo de la Supercopa de Europa contra el Real Madrid en Helsinki:

- TRAPP (4): Un instante señala la contradicción de su partido. Allá por el minuto 37, su estirada y una milagrosa mano izquierda sostuvieron el 0-0 en el marcador, con una parada que despejó el tiro de Vinicius al córner que luego supuso el 1-0 a favor del Real Madrid en la siguiente jugada. Le señala al guardameta, que se desorientó y eligió de forma errónea en el rechace del saque de esquina. Ni alcanzó a parar a Casemiro y ni estaba donde tenía que estar cuando el testarazo de Alaba fue a la portería. El Eintracht perdió ahí el encuentro. Aunque después impidió otro gol, luego falló en el 2-0 en el minuto 66.

- KNAUFF (5): No apareció tanto como suele el carrilero derecho, reducido a un ejercicio defensivo casi todo el encuentro. Pero sus únicas apariciones ofensivas descubrieron un Eintracht más incisivo. La primera, en el primer tiempo, fue un centro chut que despejó Courtois. La segunda fue una de las pocas irrupciones de su equipo en la segunda parte, pero su tiro fue demasiado flojo.

- TOURE (5): Cuando el probó Vinicius de verdad, el central derecho sufrió. Fue superado cuando el balón rondó su zona con alguna complejidad y más aún cuando el atacante brasileño lo encaró en velocidad. Creció con el paso de los minutos en el cruce, pero fue poco agresivo en el 2-0 frente a Vinicius. Fue cambiado en el minuto 70 por Lucas Alario.,

- TUTA (6): No parece achacable a él ninguno de los errores en cadena que provocaron el 1-0 en contra. Andaba por ahí, junto al poste. No le dio tiempo para frustrar la asistencia de Casemiro al central brasileño de 23 años, generalmente bien al cruce, inteligente tácticamente y salvador antes de un gol con toda la extensión de tal afirmación: de no ser por él, por su rodilla izquierda y su pierna derecha, Vinicius habría abierto antes el marcador. Era el minuto 16.

- N'DICKA (5): El central izquierdo fue solvente en su puesta en escena, con capacidad para salir con el balón y avanzar, con menos trabajo en la retaguardia que sus otros dos compañeros en el centro de la defensa, pero con determinación cuando debió intervenir, salvo en el 2-0, cuando su movimiento despistó a su propio portero.

- LENZ (4): No es nada fácil suplir a un futbolista como Kostic, que ha tomado rumbo al Juventus. Mucho más lateral que extremo, el carril se le quedó larguísimo. Apenas profundizó por el extremo. No se atrevió. Y padeció cuando Valverde le tomó al espalda.

- LINDSTROM (4): Demasiado intermitente, el atacante danés de 22 años, primero por la derecha y después por la izquierda, nunca encontró ni el espacio ni las condiciones para desbordar a la defensa contraria, limitado a acciones intranscendentes, sin amenaza para Courtois. Su mejor carrera no se vio hasta el minuto 50, aunque terminó en nada. Decepcionó. Fue reemplazado antes de la hora del duelo por Kolo Muani.

- SOW (4): Centrocampista de buen pie y orden táctico, maneja con soltura los tiempos y el balón. Su partido era notable hasta que se olvidó en el 1-0 de marcar a Casemiro, cuando asistió a Alaba. Lo dejó liberado al lado del poste derecho de la portería de Trapp. Un acción que ensombrece su encuentro, sus dotes con el balón, sus recuperaciones... A raíz del 1-0 se sintió superado en el medio campo.

- RODE (4): El capitán, correcto sin más en la contención en el medio centro, junto a Sow, le faltó más dinamismo, más precisión y más decisión para superar líneas y transitar con más velocidad el juego hacia el ataque. En cuanto debió jugar hacia adelante, arriesgar con el balón en vertical, descubrió sus dificultades, también en la percepción de los ataques. Fue cambiado en el minuto 58, con 1-0 en contra.

- KAMADA (5): Hay jugadas que marcan un partido para un atacante. El futbolista internacional japonés, por el lado izquierdo del centro del campo, después por el derecho, dispuso de la ocasión del Eintracht antes del cuarto de hora. Solo ante Thibaut Courtois le faltó determinación, imaginación y eficacia. Es la diferencia en la definición. Él dudó, el portero belga la repelió... Y el Eintracht perdió. Activo, en el apoyo constante, vertical cuando divisó el espacio, el fallo de la oportunidad rebaja su duelo ante el Real Madrid.

- BORRÉ (5): En un ejercicio desesperante, desasistido, en la pelea constante por balones prácticamente imposibles entre defensas como Alaba o Militao, sin ninguna opción, el delantero colombiano compitió por todo sin éxito, sin una sola ocasión. Cuando logró la pelota, en contadas oportunidades, se movió con astucia.

----------------------------

- MARIO GOTZE (5): Sustituto de Rode, entró al terreno de juego en el minuto 58 para agitar el duelo, cuando más controlado parecía por el Real Madrid, apenas le dio tiempo. Ocho minutos después, su equipo ya caía por 2-0.

- KOLO MUANI (5): En la primera tanda de cambios, también ingresó en el campo por Lindstrom. Era el minuto 58. Lo intentó, lanzó desmarques, pero fue doblegado por la defensa del Real Madrid casi en cada acción que propuso.

- LUCAS ALARIO (s.c.): El delantero argentino salió en el minuto 70 por Touré para formar un triplete en ataque, ya con un 2-0 en contra. Necesitaba una hazaña para cambiar el partido. Fue amonestado en el minuto 92.

(c) Agencia EFE