El funeral de Vicky White se llevó a cabo en Alabama 11 días después de que escapara con el prisionero

·3  min de lectura

El sábado 14 de mayo por la tarde, se llevó a cabo el funeral de Vicky White, una funcionaria penitenciaria de Alabama que ayudó al recluso y novio Casey White a escapar de una cárcel del condado. Esto desencadenó una búsqueda policial de 11 días en la que Vicky White aparentemente se suicidó, mientras la policía se acercaba.

El servicio se llevó a cabo en el cementerio de Center Hill en Lexington, Alabama, a unas 24 millas (39 kilómetros) de la cárcel desde donde la pareja logró su dramática fuga.

El sepelio es el capítulo final de una búsqueda dramática de los fugitivos que involucra a la policía desde Alabama hasta Indiana, donde la pareja fue encontrada en un motel.

Vicky White, que no es pariente de Casey White, ayudó a planear la eventual fuga del prisionero el 29 de abril, con lo que sorprendió a sus colegas.

Esta semana, White, que estaba a punto de jubilarse y tenía un historial impecable como parte de las correccionales del condado de Lauderdale, estaba lista para recibir su quinto premio a la empleada del año.

Sin embargo, sin que sus compañeros de trabajo lo supieran, en 2020 comenzó una amistad y correspondencia que se convirtió en una relación con White. Él cumplía una sentencia de 75 años por una ola de delitos en la que disparó a una mujer, intentó asesinar a su exnovia, mató un perro y retuvo a varias víctimas a punta de pistola.

“Con la situación en la que estaba él, me alegré”, dijo su madre, Connie Moore, a AL.com. “Todo el mundo necesita un amigo y alguien con quien hablar. Pensé que era bueno”.

Una llamada al 911 capturó algunas de las últimas palabras de Vicky mientras los coches de policía perseguían a la pareja.

“Las bolsas de aire se activarán y nos matarán”, grita, sonando aterrorizada.

“Las bolsas de aire se están activando. Salgamos y corramos”, dice ella.

Luego parece decir: “Tuviste que quedarte en un maldito motel”.

Según una entrevista de Connie Moore en una entrevista con The Daily Mail, Casey White (de 38 años) ha estado angustiado tras la muerte de Vicky, y señaló que su hijo a menudo se refería a Vicky como su “esposa”.

“Hablé con él ayer y estaba llorando y diciendo que no podía creer que ella se había ido”, dijo.

Ahora, Casey White está en la prisión estatal de Alabama, donde enfrenta cargos por fuga de la prisión, además de esperar un juicio por homicidio premeditado por la muerte en 2015 de una mujer de Alabama de 58 años llamada Connie Ridgeway, un crimen que ya confesó.

​​Su dramática fuga inspiró a los investigadores en el condado de Limestone, Alabama, a reexaminar el caso de otra de las novias de White que tuvo un final trágico. En ese entonces, las autoridades dictaminaron que había sido un disparo autoinfligido en el pecho mientras estaba en el remolque de White.

La policía en ese momento no encontró sangre en la ropa de Casey y notó que parecía angustiado por la muerte.

“Fue muy exagerado: ¿que una mujer se suicidara con una escopeta recortada?”, dijo el hermano de la mujer, Tyler Rolin, a AL.com.

“La policía dijo que él estaba llorando y muy histérico y no lo dudo ni un poco porque sé que puede activarlo”, agregó. “Es un manipulador experto”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.