Fury vuelve a abrirle la puerta a Joshua para su combate en diciembre

Tyson Fury se retractó tras haber desestimado el combate con Anthony Joshua. El dueño del cinturón CMB del peso pesado había fijado el pasado lunes como fecha límite para acordar la contienda a disputarse en diciembre, aunque ahora le dio un tiempo hasta las últimas horas de este jueves.

En efecto, el nacido en Mánchester volvió a abrir la puerta para que la denominada Batalla de Gran Bretaña se lleve a cabo, frente a un rival que viene de tropezar y ceder sus títulos AMB, OMB y FIB a manos del ucraniano Oleksandr Usyk.

Después de semanas de conversaciones entre las partes de los involucrados, The Gypsy King pareció ser tajante al afirmar que la posibilidad de una velada se había "terminado oficialmente", pero en esta jornada vuelve a darle una chance a su compatriota.

"Mi promotor, Frank Warren, me convenció de dejar que Queensberry (la compañía del mencionado agente) siguiera negociando con su equipo esta semana, a pesar de que yo sabía que nunca iban a hacer esta pelea", reveló Fury.

"Así que la fecha límite era el lunes. Le permití a Frank continuar reuniéndose con su equipo y sus locutores y todo eso", continuó, antes de disparar un reclamo. "Ustedes piden muchas cosas. Quieren ser copromotores cuando son un retador voluntario. Adivinen qué, les dije que los dejen ser copromotores", dijo en relación al bando de negociación de Joshua.

Y en esta línea, completó: "No estoy tratando de robarle a nadie, no le he robado a nadie un centavo en mi vida. Ahora tienen total transparencia, todo es limpio y justo. Joshua, la pelota está realmente en tu cancha".

Por su parte, Eddie Hearn, fue la campana del lado de Joshua que cuestionó los tiempos impuestos por Fury. y admitió sentirse "desconcertado por la situación".

"No quiero involucrarme en idas y venidas, que van a impactar negativamente en esta pelea que se está realizando, pero para ser honesto, estamos bastante desconcertados por la situación", le dijo el promotor de AJ a Sky Sports.

"En primer lugar, cuando acordamos los términos de la pelea, nos tomó más de una semana recibir un borrador de contrato. No hemos tenido ese contrato en 14 días", aclaró Hearn.

"Durante la siguiente semana hemos trabajado incansablemente y tuvimos varias reuniones con Queensberry para lograr que el contrato estuviera en una forma decente. El lunes pasado enviamos nuestro borrador final del contrato a Queensberry, sólo para ver cómo Tyson Fury se retiraba públicamente de la pelea", criticó.

Por último, continuó en su relató: "Ayer recibimos comentarios de Queensberry sobre nuestro borrador final del acuerdo, que ahora se está revisando. No estoy seguro de por qué Tyson Fury sigue fijando plazos poco realistas y, al mismo tiempo, ofrece la pelea a otros peso pesados ​​para la fecha seleccionada".

Foto: Getty Images