¿Qué depara el futuro de los actores de Juego de Tronos? Comienza el camino para desencasillarse

Todavía estamos de resaca tras la ceremonia de los Premios Emmy 2019, y posiblemente sea pronto, ¿pero podemos ya caer en la cuenta de que el reencuentro de los protagonistas de Juego de Tronos sea probablemente el último?

Y es que la serie de cabecera de HBO ha terminado. Lo hizo el 19 de mayo, sí, pero la cita con los premios celebrados el domingo marcaba la despedida definitiva de un elenco que ahora lo puede tener muy fácil o muy complicado para continuar en el candelero de la industria del entretenimiento. ¿Lograrán desencasillarse del universo épico?

(©Helen Sloan/HBO)

Aunque todavía nos faltan los Globos de Oro, cada protagonista ya tiene el camino libre para desligarse como pueda de la serie, que después de ocho temporadas podemos decir sin miramientos que se ha convertido en el auténtico hito televisivo del siglo XXI.

En el currículo colectivo siempre quedará el logro de haber conseguido 12 de las 32 estatuillas a las que estaba nominada la temporada final. Menos reconocimientos de los que se esperaban pero igualmente cuantiosos si valoramos que ha ganado 59 galardones en sus ocho temporadas y que ese premio a Mejor serie dramática era realmente el homenaje a todo un recorrido sin precedentes en la pequeña pantalla. Sin embargo, tampoco podemos pasar por alto que la gran mayoría de sus intérpretes se quedó sin premio, a excepción únicamente de Peter Dinklage, con su Emmy a mejor actor de reparto en serie dramática.

La realidad tras participar en un fenómeno televisivo como Juego de Tronos puede ser demoledora para los protagonistas y quizás actores como Kit Harington y Sophie Turner vuelvan a necesitar otro abrazo como el que hace unas horas emocionó al fandom, que inevitablemente recordaba el reencuentro entre Jon Snow y Sansa Stark cuando se vuelven a ver en el Muro tras años sin saber nada el uno del otro.

En el mismo contexto de la ceremonia, el aplauso final que recibió el elenco sobre el escenario del Microsoft Theater de Los Ángeles demuestra sin necesidad de palabras que Juego de Tronos, y por ende el reparto de la serie, han dejado una huella imborrable en la pequeña pantalla y, por supuesto, en nuestros corazones.

"Es un honor para nosotros estar aquí esta noche. Estamos todos de acuerdo en lo increíble que fue la última temporada para nosotros. Por más que quisiéramos que la serie durara para siempre, nuestra hora había llegado, y esta noche es una oportunidad para daros las gracias de nuevo a todos los que nos visteis. Las historias muestran amor, tolerancia y empatía. No solo entretienen, sino educan. Los personajes se vuelven parte de nuestras vidas, y siguen con nosotros aún después de irse", son las palabras del conjunto de actores más representativos de la serie antes de presentar la categoría de serie limitada, comenzando con el premio a mejor actriz secundaria a Patricia Arquette.

Todavía no tenemos claro qué depara el futuro a los actores de Juego de Tronos, pero podemos adelantar que para varios de ellos la serie de fantasía medieval creada por David Benioff y D. B. Weiss no ha supuesto el final de sus carreras. Y mira que lo dudábamos en casos como el de Kit Harington que el pasado mes de mayo ingresó en un centro de salud mental para superar sus adicciones y afrontar el estrés que le generó protagonizar este fenómeno de masas. Una triste historia que nos suena bastante, sobre todo cuando recordamos a las estrellas de Friends, especialmente a Matthew Perry, que tuvieron que enfrentarse a diversos problemas personales durante, y especialmente después, de la sitcom de referencia de NBC.

Pero parece que Kit Harington ha salido del pozo y es una de las principales estrellas del elenco que está dispuesto a no caer en las fauces del encasillamiento. Así, el actor encargado de interpretar a Jon Snow desde 2011 estará en Eternals, la nueva aventura de Marvel Studios que podría ocupar el hueco que dejaron vacío los Vengadores. Y lo hará, por cierto, junto a su hermano ficticio Richard Madden.

Por otra parte, a partir del 29 de noviembre descubriremos a una Emilia Clarke sin peluca rubia platino y alejada de los dragones. Y es que la encargada de dar vida a Daenerys Targaryen cambia completamente de registro en Last Christmas. Se trata de una comedia romántica que podría desbancar a Love Actually como nuevo clásico navideño y capaz de sentenciar el nuevo rumbo de la actriz en la gran pantalla siguiendo también la estela de Antes de ti que disfrutamos en 2016.

A pesar de que los fans de Juego de Tronos han pedido por activa y por pasiva un spin-off centrado en Arya Stark, tras el desenlace de la heroína de Poniente, lo cierto es que Maisie Williams ya tiene sus propios planes y estos no pasan por seguir encasillada en el mismo personaje sino por aprovechar las infinitas posibilidades que ofrece esta nueva televisión que hoy en día es multiplataforma. Así, la joven actriz británica protagonizará la nueva comedia original de Sky titulada Two Weeks To Live.

Y en esta misma línea, Sophie Tuner también será la protagonista de una nueva serie de distinta plataforma en la que trabajó anteriormente, HBO, y que ha marcado su fama. Así, la encargada de dar vida a Sansa Stark debutará en la plataforma Quibi con Survive que se basará en la novela homónima de Alex Morel.

Pero más allá de estos proyectos audiovisuales ya anunciados, ¿cuántas de las estrellas de Juego de Tronos acabarán estrelladas? La verdad es que no podemos pensar en muchas.

A diferencia de otros fenómenos, como fue el caso de los protagonistas de Friends que, a pesar de intentarlo, solo Jennifer Aniston abrió alas en el cine con propuestas varias, las estrellas de Poniente no han permitido que el éxito de la serie los encasille en un personaje o género. Es cierto que sus papeles dejarán huella para siempre en sus vidas y en la historia de la televisión, pero todos han sabido aprovechar el tirón de la serie para continuar su propio camino.

Pedro Pascal fue de los primeros en demostrar que hay vida después de Poniente, triunfando en Narcos y actualmente siendo protagonista de la primera serie de acción real de Star Wars, The Mandalorian. Mientras Emilia Clarke hizo dramas románticos como Antes de ti, y Kit Harington hizo la miniserie Gunpowder y, como decíamos, es el nuevo fichaje de Marvel; Richard Madden triunfó con su propia serie, Bodyguard, y Sophie Turner formó parte del final de la saga X-Men como la protagonista de la última entrega.

Otro que no ha dejado de trabajar desde el éxito de su papel como Tyrion Lannister es Peter Dinklage, quien suma proyectos continuamente. A pesar de sufrir una condición física que fácilmente podría haberlo encasillado, él supo demostrar a Hollywood que la diversidad es necesaria, utilizando su talento en el Universo Cinematográfico de Marvel, Tres anuncios en las afueras y muchas otras. Incluso tiene varios proyectos actualmente en su agenda. Y Lena Headey participó en la precuela de Cristal Oscuro para Netflix.

La gran mayoría tiene proyectos en marcha, y muchos en calidad de protagonistas, por lo que podríamos atrevernos a sentenciar que eso del encasillamiento es cosa del pasado en Hollywood. Es cierto que hoy por hoy no tenemos respuesta a qué les depara el futuro, pero a juzgar por el interés de la industria en todos ellos, parece que serán la gran excepción de la regla con largas, y variadas, carreras por delante.

Para seguir leyendo:
La jovencita de 25 años que superó a las reinas de Juego de Tronos en los Emmy 2019
El adiós casi redondo de Juego de Tronos en los Emmy