Galtier admite la intención del PSG de sumar a un nuevo delantero

·2  min de lectura

Christophe Galtier, entrenador de Paris Saint-Germain, blanqueó su intención de poder sumar a un nuevo delantero al plantel previo al cierre de la ventana de transferencias.

El vigente campeón de la Ligue 1 fichó a Hugo Ekitike, procedente de Reims, mientras que otras dos piezas de la ofensiva salieron o se encaminan a hacerlo: Ángel Di María partió rumbo a Juventus y Arnaud Kalimuendo se acerca a Rennes.

Igualmente, el PSG cuenta con Neymar, Kylian Mbappe y Lionel Messi como futbolistas estelares e intocables en el ataque, aunque una temporada larga y desgastante vería la necesidad de otras alternativas.

"Sí, nos gustaría traer a otro delantero. Tenemos una agenda muy apretada, así que nos gustaría traer a alguien", manifestó el flamante técnico del equipo parisino antes del duelo del sábado contra Montpellier.

"El club está trabajando duro en eso. Estoy en contacto constante con Luis Campos (asesor de fútbol del PSG), la directiva y el presidente. No debemos cometer errores. No debemos apresurar las cosas. Tenemos que hacer algo realista", añadió.

En la misma línea, el ex Niza y Lille confió en el criterio de la institución de la capital francesa. "Sé que el club no fichará a nadie porque sí. Tendría que ser alguien que realmente pueda aportar algo al equipo y en eso está trabajando el club", opinó.

La salida de Mauro Icardi es inminente, por lo que Galtier y el club exploran las posibilidades para reemplazar al ex 9 del Inter. "No ha sido fácil. Su ausencia en la plantilla la semana pasada fue por una decisión deportiva, lo vi a principios de semana para decirle que voy a hacer la plantilla más pequeña. No voy a trabajar con 25 jugadores", detalló.

"Si tiene ofertas que le puedan gustar, no lo sé. El club está trabajando en eso, estamos trabajando con Icardi para encontrar la mejor solución posible. Tuvo muy poco tiempo de juego la temporada pasada y creo que es importante para él que haga eso", continuó en torno a la situación del rosarino.

Foto: Getty Images