'Esta generación creció con las redes sociales': unos jóvenes revolucionan la información política en Francia

·7  min de lectura

Los comunicadores que triunfan en YouTube se caracterizan por crear contenido político para una audiencia que tiende a evitar los medios tradicionales franceses.

PARÍS — A primera vista, parece la típica oficina de una empresa de producción de videos: mobiliario moderno, una consola de videojuegos, una figura de acción de Buzz Lightyear y nadie que parezca tener más de 30 años. Pero esta bulliciosa oficina ubicada en un barrio moderno de París es, de hecho, una de las nuevas salas de redacción más exitosas de Francia.

Desde aquí, Hugo Travers, a menudo simplemente vestido con una sudadera y tenis, presenta las noticias más importantes del día para su gran audiencia en YouTube y otras plataformas sociales, utilizando videos y mensajes de texto para llegar a los jóvenes de toda Francia que evitan, cada vez más, a los medios tradicionales.

“Esta generación creció con las redes sociales”, dijo en una entrevista Travers, de 25 años y conocido en línea como HugoDécrypte, o Hugo Deciphers. “No comenzarán a leer un periódico o ver las noticias en la televisión a los 30 años”.

Con 1,6 millones de suscriptores en su canal principal en YouTube, 2 millones de seguidores en Instagram y 2,4 millones en TikTok, HugoDécrypte se ha convertido en una importante fuente de noticias para los jóvenes franceses. Travers ha entrevistado a Bill Gates, al presidente francés, Emmanuel Macron, y a 10 de los 12 candidatos que este año se postularon a las elecciones presidenciales del país.

Su éxito, que ha generado varios imitadores, se produce cuando el interés por las noticias entre los jóvenes franceses ha caído al nivel más bajo en 20 años, según una encuesta. Las personas de 18 a 29 años también son menos propensas que los adultos mayores a pensar que los medios de comunicación están haciendo un buen trabajo al informar correctamente los hechos o al cubrir todas las historias importantes del día, reveló otra encuesta.

“Esta nueva generación de youtuberos se ha profesionalizado, tienen formatos que funcionan de tal manera que los candidatos presidenciales saben que deben ser entrevistados por ellos para poder contactar a la próxima generación”, dijo Justine Ryst, directora general de YouTube Francia.

Cergy-Pontoise, cerca de París, el año pasado. Las plataformas sociales han demostrado su eficacia para llegar a los jóvenes franceses que tal vez no buscan otras fuentes de noticias. (Andrea Mantovani/The New York Times)
Cergy-Pontoise, cerca de París, el año pasado. Las plataformas sociales han demostrado su eficacia para llegar a los jóvenes franceses que tal vez no buscan otras fuentes de noticias. (Andrea Mantovani/The New York Times)

Si bien los métodos de Travers y otros youtuberos les han ayudado a llegar a una gran audiencia nueva de personas que de otro modo no leerían noticias, algunos críticos dicen que plantean desafíos importantes para el periodismo y la alfabetización periodística en Francia.

La gran cantidad de contenido en línea dirigido a esta audiencia también está contribuyendo al caos informativo y la confusión sobre qué son noticias y qué es desinformación, dicen los analistas de medios.

“La dificultad es la multiplicación de los youtuberos”, dijo Elena Pavel, profesora de historia y geografía en el Collège Georges Rouault, una secundaria ubicada en un barrio de bajos ingresos de París, y coordinadora de Clemi, un programa de alfabetización mediática dentro del Ministerio de Educación.

Los jóvenes “no hacen absolutamente ninguna distinción entre un youtubero de opinión y uno de noticias”, agregó, citando el peligro de la difusión de información falsa y teorías de conspiración.

Sin embargo, dice que les ha recomendado a sus estudiantes que vean los videos de Travers.

Travers, un alegre y hablador graduado de Sciences Po, una elitista universidad parisina, dijo que comenzó su canal de YouTube en 2015 porque percibió una discrepancia entre la forma en que tradicionalmente se comunicaban las noticias al público y la forma en que los jóvenes consumían la información: a través de las redes sociales. Decidió crear un nuevo tipo de noticiero con contenido serio dirigido a ese público joven.

Dijo que trata de presentar puntos de vista no partidistas e insistió en los altos estándares periodísticos.

Otros han seguido su ejemplo, como Gaspard Guermonprez, de 24 años, quien tiene cuentas similares en YouTube e Instagram bajo el nombre de Gaspard G.

“Hoy, el tipo de contenido que estamos haciendo está creciendo, mucho más que el contenido de entretenimiento o de estilo de vida”, dijo Guermonprez.

Travers y Guermonprez han creado sus propias empresas, con empleados que los ayudan en la creación y producción de contenido. Ambos realizaron un extenso trabajo en las elecciones presidenciales y legislativas de este año, analizando plataformas y entrevistando a los candidatos.

Las entrevistas de Travers con dos candidatos presidenciales —Marine Le Pen, la líder de extrema derecha, y Jean Lassalle, un político de centroderecha que dice representar a la “Francia profunda” que es ignorada por la élite urbana— se encuentran entre los diez videos más vistos sobre las elecciones en francés en YouTube.

Los analistas de medios atribuyen la popularidad de Travers a su capacidad, como nativo digital, para comprender lo que atrae a los jóvenes.

“Está más cerca de su audiencia con su forma de hablar, de ser; no usa traje sino una camiseta”, dijo Lisa Bolz, investigadora de Celsa, la escuela de comunicación y periodismo de la Sorbona.

Océane Pan, una estudiante de secundaria de 16 años que hacía fila para estudiar en una biblioteca en París en un sábado reciente, dijo que se mantuvo informada principalmente a través de HugoDécrypte en Instagram y YouTube. Dijo que le gustaba su contenido porque “siempre lee los comentarios de sus videos y trata de abordar las opiniones negativas”.

“El diálogo con mis seguidores es esencial”, dijo Travers. Citó un caso en el que bajó un video de YouTube que presentaba la plataforma del candidato presidencial de izquierda Jean-Luc Mélenchon porque su audiencia comentó que las propuestas en las que se enfocaba, como legalizar el cannabis y reducir la edad para votar a 16, les parecían marginales. En cambio, hizo otro video que se centró más en los programas económicos de Mélenchon.

Guermonprez dijo que un desafío que enfrentó fue intentar llegar a una franja más amplia de jóvenes franceses. Comentó que, según una encuesta que realizó, sus seguidores eran predominantemente adultos jóvenes que provenían de entornos privilegiados.

“Somos conscientes de nuestro propio sesgo y no queremos discutir cuestiones urbanas privilegiadas con la gran mayoría de los franceses”, dijo. “Las claves son el tono y la forma en que creamos el contenido. Esto es algo en lo que todavía podemos mejorar”.

Los analistas de los medios dicen que brindar noticias políticas que mantengan el interés de las audiencias jóvenes se ha vuelto aún más crítico a medida que el interés por la política parece estar disminuyendo en Francia. En la segunda vuelta de las elecciones presidenciales de este año, el 41 por ciento de las personas de 18 a 24 años se abstuvo de votar, más que entre los otros grupos de edad encuestados. Y el 75 por ciento de los que tenían entre 18 y 24 años no votaron en la primera vuelta de las elecciones parlamentarias del 12 de junio.

Los youtuberos fueron vistos con cierto escepticismo por los medios tradicionales cuando comenzaron. (“Hubo algo de desprecio”, dijo Travers.) Pero Guermonprez, quien asistió a la escuela de negocios en Canadá, dijo que desde entonces habían demostrado su valía al hacer grandes avances en descubrir los medios más efectivos para transmitir las noticias.

“Mañana, las marcas de los medios serán rostros y no logotipos”, dijo Guermonprez.

Ryst, de YouTube Francia, dijo que uno de los efectos del éxito de los youtuberos de noticias fue que los editores digitales franceses tenían cada vez más reporteros en sus videos, para que los espectadores sintieran una sensación de conexión con ellos.

A pesar de eso, muchos analistas de medios están divididos acerca de si los esfuerzos de personalidades como Travers y Guermonprez son periodismo serio.

Bolz, el investigador, dijo que era difícil decir que los resúmenes noticiosos de Travers podrían considerarse como periodismo. Pero admitió que el periodismo “siempre ha sido una profesión en constante evolución”.

Travers reconoció que “las líneas son borrosas”. Y agregó: “No creo que eso sea un problema”.

Travers y Guermonprez dicen que sus equipos editoriales están compuestos por periodistas profesionales que mantienen los altos estándares, citando los códigos de ética que tienen y los métodos que utilizan para recopilar las noticias.

Pero Guermonprez dijo que mucha gente en Francia aún no había aceptado el hecho de que el mundo de las noticias había cambiado.

“Tal vez sea parte de la neurosis francesa”, dijo. “Necesitamos algo de tiempo para aceptar el cambio”.

Miembros de los medios de comunicación rodeaban al presidente Emmanuel Macron durante una visita de campaña a Le Havre, Francia, en abril. (James Hill/The New York Times)

© 2022 The New York Times Company

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.