¿Por qué ha generado un sinfín de burlas el nuevo cargo del príncipe Enrique en Japón?

·1  min de lectura


Hace unas semanas se anunció que el príncipe Enrique había comenzado a trabajar en calidad de 'director general de impacto' -o 'Chief Impact Officer' en inglés- en una startup estadounidense llamada BetterUp Inc., que ofrece coaching online a empresas y particulares para mejorar la salud mental y el bienestar en general de sus clientes.
Esta noticia ha sido recibida con una mezcla de estupor y burlas en Japón porque el acrónimo que se desprende de su nuevo puesto, CHIMPO, coincide con la palabra utilizada de forma coloquial para referirse a una parte concreta de la anatomía masculina. Twitter se ha llenado de comentarios al respecto como el siguiente: "He leído que el #PríncipeEnrique es ahora un 'chimpo'. Mis amigos japoneses se están riendo de lo lindo, ya que chimpo describe una parte de la anatomía masculina en japonés. Vaya. Tal vez quiera deshacerse de ese título... #RoyalFamily (sic)".
Otros no han podido evitar preguntarse qué pasaría si visitara el país y se presentara como 'chimpo' en sus reuniones profesionales. Lo más probable es que al príncipe Enrique no le quite el sueño esa perspectiva porque parece estar encantado con su empleo, que pretende utilizar para causar un impacto positivo en la vida de las personas ofreciéndoles "un sinfín de posibilidades para el desarrollo personal, una mayor conciencia y una mejor vida en general".