1 / 7

George y Charlotte pajes en la boda de Eugenia de York

La boda de Eugenia de York ha contado con ocho pajes de excepción, entre ellos, el Príncipe George y la Princesa Charlotte, hijos de Kate Middleton y el Príncipe Guillermo.

George, Charlotte y la caída de Louis en la boda de Eugenia de York

La boda de Eugenia de York y su esposo Jack en el castillo de Windsor nos ha dejado la adorable estampa del príncipe George y la princesa Charlotte como pajes. Acompañados por dos niños más, uno ha caído en la escalinata del modo más tierno.

Los protagonistas infantiles de esta boda real de Eugenia y Jack de York han sido el príncipe George, la princesa Charlotte (hijos de Kate Middleton vestida de Alexander McQueen y el Príncipe William) y dos niños más, Louis de Givenchy y Mia Tindall.

Los pequeños George y Charlotte iban acompañados de cinco niños más todos vestidos igual a modo de pajes de Eugenia de York a su entrada a la capilla de San Jorge en el Castillo de Windsor.

El color verde y el estampado floral colorido era el punto en común entre el look de las pequeñas y el de los pequeños.

George y los demás niños iban vestidos con un pantalón largo de pana azul marino y una camisa blanca con bordes negros y cuello redondo.

A la cintura llevaban una banda de color verde con estampado floral diseñada por Mark Bradford a modo de cinturón ancho y sus zapatos eran negros y de punta redonda, muy discretos.

La princesa Charlotte y las demás niñas lucían un hermoso vestido blanco de manga tres cuartos. Los acabados de las mangas eran exquisitos con un dulce volante a juego con su falda.

Las faldas, también blancas contaban con un tutú de tul debajo que les daba movimiento y volumen. El estampado floral verde de Mark Bradford aparecía en la misma banda horizontal a la altura de su cintura, como en el caso de los niños.

En el caso de las pequeñas, esa banda se transformaba en un enorme y precioso maxi lazo que podíamos apreciar en la parte trasera de su refinado outfit.

El viento ha soplado a 60mph y todos los invitados lo han sufrido mucho a la entrada, sobre todo las mujeres con falda.

Los niños no han sido una excepción y el pequeño Louis se ha caído justo en la escalinata de entrada a la boda apoyando sus rodillas y sus manitas en el suelo. Por suerte, la nieta de la reina, de 14 años, le ha ayudado a incorporarse rápidamente y todo ha quedado en una pequeña e inofensiva caída.

¿Qué te parecen los looks de George, Charlotte y el  resto de pajes? ¿Y de la dulce caída de Louis?

Imágenes vía Gtres