Georgia a las puertas de una nueva crisis por el fracaso ante la Unión Europea

·3  min de lectura

Tiflis, 27 jun (EFE).- Georgia se encuentra a las puertas de una nueva crisis política, la enésima de su turbulenta historia reciente, debido al fracaso en la obtención del estatus de país candidato a la Unión Europea (UE), objetivo que sí han conseguido otras dos antiguas repúblicas soviéticas: Ucrania y Moldavia.

Y es que la decisión adoptada por los Veintisiete el pasado día 23 de aplazar al menos seis meses su decisión sobre la concesión a Georgia del estatus de país candidato ha reactivado la confrontación entre el Gobierno y la oposición.

El primer ministro Irakli Garibashvili, que ha intentado quitar hierro al aplazamiento de la decisión de la UE, es señalado como el máximo responsable de este revés en el proceso de integración con Europa, objetivo que, según los sondeos, comparten más del 80 % de los georgianos.

A la oposición tradicional, encabezada por el Movimiento Nacional Unido (MNU), fundado por el encarcelado expresidente Mijaíl Saakashvili, se ha sumado "Sirtskhivilia", un movimiento articulado desde la sociedad civil que ha movilizado a decenas de miles de personas para exigir la dimisión del Gobierno y formar un Ejecutivo de concordia nacional.

"El Gobierno de Sueño Georgiano (formación en el poder hace diez años) habla de la integración en la Unión Europea, pero en la práctica sabotea las reformas y critica los valores y las instituciones europeas", dijo a Efe Nodar Rujadze, uno de los dirigentes de "Sirtskhivilia" ("Vergüenza").

El movimiento juvenil, que asegura que no colabora con partidos políticos, ha amenazado con lanzar una campaña de protesta nacional a partir del próximo 3 de julio si no se cumplen sus exigencias.

"Nosotros demandamos reformas proeuropeas fundamentales y consideramos que el Gobierno georgiano es prorruso", subrayó Rujadze.

Explicó que el Ejecutivo es "rehén" del hombre más rico de Georgia, el ex primer ministro Bidzina Ivanishvili, fundador del partido Sueño Georgiano, que definió como un hombre claramente vinculado con Moscú".

"La oposición estás lejos de ser ideal, está desprestigiada. Por ello, nosotros mismos, la sociedad civil, debemos ser muy activos y unir a todos los decepcionados", recalcó.

Pese a la declarada independencia del movimiento juvenil, su surgimiento ha insuflado nueva fuerza a la oposición, que ha redoblado sus exigencias de dimisión del Gobierno.

"Una de las doce condiciones de la UE que debe cumplir Georgia para obtener el estatus de país candidato es la desoligarquización, es decir, que el Gobierno integrado por la gente de Ivanishvili debe marcharse", sostiene el diputado del opositor MNU Akaki Minashvili.

Según el legislador, el futuro Gabinete de Ministros de concordia nacional debe conformarse "por encima de los intereses partidistas".

Sueño Georgiano ha quedado en una "situación difícil", dijo en declaraciones a Efe el director de la ONG Instituto de Estrategia de Gestión, el politólogo Pete Mamradze.

"Debido a la decisión de la UE, la oposición ha obtenido un buen motivo para sacar a la gente a la calle, independientemente de sus preferencias políticas y los más probable es que exija elecciones anticipadas", explicó.

En opinión de Mamradze, el Gobierno "podrá mantenerse si no comete errores y si se centra en el cumplimiento eficaz y transparente de las condiciones planteadas por la UE".

A juzgar por las declaraciones de la oposición, el Ejecutivo Garibashvili afronta una tarea compleja, ya que la primera de las condiciones de los Veintisiete es poner fin a la polarización política en el país.

Hasta hoy la oposición cuestiona la legitimidad de las elecciones parlamentarias de 2020 en las que Sueño Georgiano obtuvo 90 de los 150 escaños que componen el Legislativo unicameral del país.

Aunque Ivanishvili dejó en 2019 la jefatura del Gobierno y anunció entonces que abandonaba definitivamente la política, la oposición acusa al multimillonario, de 66 años y con fortuna estimada en 4.800 millones de dólares, de manejar los hilos del Ejecutivo.

Misha Vignanski

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.