Gigi, Bella Hadid y el regreso del maquillaje que más resalta el color de ojos

Aparte de las Kardashian-Jenner, existe otra familia que también consigue poner de moda todo lo que llevan. Las hermanas Gigi y Bella Hadid, dos de las supermodelos más reconocidas de los últimos años, consiguen dictar una nueva tendencia en cada salida. Por ejemplo, la pasada temporada descubrieron que el colorete también se puede usar como sombra de ojos con resultados espectaculares o incluso las posturas para posar ante la cámara con la que las piernas parecen más largas. Su última propuesta consiste en delinearse la línea del agua del ojo, un gesto muy sencillo y típico de finales de los años 90 con el que se potencia la mirada y se resalta el color.

VER GALERÍA

bella-hadid-raya-ojo

El paso a paso es tan fácil como delinear con un lápiz oscuro tanto la línea inferior como la superior del ojo. Y es que, después de muchos años en los que la tendencia estrella consistía en alargar la mirada con el eyeliner a través de un solo trazo sobre las pestañas de arriba, ahora regresa la técnica que la rodea por completo. La buena noticia es que mientras que dibujar el rabillo perfecto es un look que se le resiste a muchas, la propuesta de las Hadid es apta hasta para las principiantes.

VER GALERÍA

linea-ojo-bella-hadid

Para imitar el maquillaje de Gigi y Bella, lo único que se necesita es elegir un lápiz de ojos negro y aplicarlo sobre la línea de agua tanto de arriba como de abajo. Es muy importante rodear todo el contorno de la mirada desde la esquina exterior hasta el lagrimal; un gesto envolvente que enmarca por completo este rasgo, intensifica la forma y consigue que sea cual sea el color del iris, este resalte en contraste con el tono oscuro del lápiz.

VER GALERÍA

gigi-hadid-maquillaje-ojos

Aunque parezca un gesto muy simple, se pueden conseguir diferentes looks según la forma en la que se termine el trazo. Por ejemplo, mientras que Bella decide alargar el extremo exterior con un efecto felino más seductor, Gigi no lo hace, lo que tan solo define la forma de sus ojos con un acabado intenso pero apto tanto para el día como para la noche. Dos enfoques de una misma tendencia que las hermanas rescatan de la década pasada con un resultado que promete.