Gilead prepara el remdesivir en inhalador y otras versiones de uso fácil

Por Deena Beasley
·2  min de lectura

Por Deena Beasley

2 jun (Reuters) - Gilead Sciences Inc está desarrollando versiones más fáciles de administrar de su antiviral remdesivir para la lucha contra el COVID-19 que podrían ser usadas fuera de hospitales, incluidas algunas que puedan ser inhaladas, después de que pruebas mostraron una efectividad moderada del medicamento intravenoso.

Remdesivir es hasta el momento el único medicamento que se ha demostrado que ayuda a los pacientes con COVID-19, pero Gilead y otras compañías están buscando formas de hacer que funcione mejor.

En pacientes críticos, Roche y Eli Lilly and Co están probando medicamentos en combinación con remdesivir.

Gilead también está buscando tratar el virus antes. Otros antivirales, como la píldora para la influenza Tamiflu, funcionan mejor cuando se administran lo antes posible después de que alguien se infecta.

La farmacéutica dijo el lunes en un comunicado que está buscando formas de usar remdesivir en etapas más tempranas de la enfermedad, incluido mediante fórmulas alternativas. La compañía confirmó en un correo electrónico que está investigando una versión mediante inhalador, pero declinó realizar más comentarios.

Ejecutivos de Gilead como su director médico Merdad Parsey y su director financiero Andrew Dickinson han ofrecido entrevistas con analistas de Wall Street en las últimas semanas para discutir los planes, que están en etapas iniciales.

Han dicho que en el largo plazo, la compañía está explorando una fórmula de remdesivir en inyecciones subcutáneas, así como versiones en polvo que serían inhaladas. Remdesivir no se puede administrar como píldora debido a que su composición química se degradaría en el hígado y la fórmula intravenosa sólo se puede usar en hospitales.

En el corto plazo, Gilead está estudiando cómo su fórmula intravenosa de remdesivir podría diluirse para uso con un nebulizador, una aparato utilizado para administrar medicamentos en la forma de vapor que se inhala a los pulmones.

La idea es que un nebulizador lleve más directamente a remdesivir a las vías aéreas superiores y al tejido pulmonar, debido a que se sabe que el coronavirus ataca los pulmones. También permitiría el tratamiento inicial de pacientes no hospitalizados.

Gilead reportó el lunes que los resultados de pruebas mostraron que remdesivir intravenoso tuvo beneficios modestos para pacientes hospitalizados con casos moderados de COVID-19, en comparación al cuidado normal.

(Información de Deena Beasley, Editado en Español por Ricardo Figueroa)