Sin gimnasio ni máquinas: el ejercicio para elevar los glúteos recomendado por Cindy Crawford

Mariana Chacón

La naturalidad es uno de los mantras bajo los que vive Cindy Crawford, una filosofía que aplica a sus looks de maquillaje, sus rituales de belleza e incluso a su relación con sus perfiles online, a los que no duda en subir fotos con el pelo revuelto y sin filtros. Su pasión por la naturaleza la lleva a pasar en el exterior el máximo tiempo posible, razón por la que prefiere entrenarse al aire libre antes que meterse en un gimnasio para mantenerse en forma. Uno de sus ejercicios consiste en subir escaleras a buen ritmo, una práctica al alcance de todo el mundo con la que se fortalecen los glúteos, se queman calorías y para la que la supermodelo tiene un truco que potencia aún más sus beneficios.

VER GALERÍA

ejercicio-cindy-crawford

Buena música en los auriculares que marque el ritmo del ascenso, una pesa en cada mano y un buen tramo de escaleras por delante: estos son los tres requisitos necesarios para sumarse a este entrenamiento fácil que Cindy ha compartido en sus redes. Además de tratarse de un ejercicio que cualquiera puede practicar, subir escaleras también tiene un impacto positivo en el estado físico pues aumenta la capacidad pulmonar, la resistencia y ayuda a fortalecer todos los músculos del cuerpo, especialmente el tren inferior: glúteos, muslos, gemelos...

Para reforzar el trabajo de otros grupos musculares, la top model lleva una pesa en cada mano durante todo el trayecto, una forma de tonificar bíceps y tríceps durante el entrenamiento. Gracias a esos kilos de más y al balanceo que realizan los brazos mientras se recorre el tramo de escaleras se fortalecen también los hombros al mismo tiempo que se elevan y endurecen los glúteos. Como nos contaba Maribel Yébenes, directora del centro de belleza y medicina estética que lleva su nombre, este ejercicio es uno de los mejores para trabajar los músculos traseros.

VER GALERÍA

dieta-cindy-crawford

Otra de las ventajas de este ejercicio es que puede realizarse hacia arriba o hacia abajo ya que el mero hecho de recorrer un tramo de escaleras a buen ritmo sin tener en cuenta la dirección constituye una buena sesión de fitness. Además, se puede practicar tanto al aire libre como en el interior de un edificio, por lo que es un entrenamiento que aparte de ajustarse a cualquier bolsillo también lo hace a la estación del año en la que se practica.