En el Gobierno analizan un mecanismo para mejorar el tipo de cambio en la soja y se venda más

·5  min de lectura
Soja
La comercialización de la soja es de casi un 20% por debajo de igual fecha del año pasado

Mientras las ventas de soja de los productores siguen en casi un 20% menos respecto de igual fecha del año pasado, en el Gobierno apuran el análisis de alternativas para mejorar el ritmo de comercialización y así luego vía la agroexportación lleguen más dólares al país. Lo hacen luego que el llamado “dólar soja” diera escasos resultados. Se habla de menos de la mitad de un centenar de operaciones. Una opción en danza en el Gobierno le permitiría al productor una mejora de lo cobrado en pesos por la soja de un 50% o una suerte de dólar equivalente a $209.

Si bien entre el 4 y el 10 del actual mejoró la venta de soja, lo que cual se vio en las 565.800 toneladas comercializadas que superaron a las 263.300 toneladas negociadas entre el 28 de julio y el 3 de agosto, el ritmo en general sigue bajo. Hasta el 10 del actual los productores comercializaron de la producción de soja 2021/2022 un volumen de 22.129.4000 toneladas, por debajo de las 27.327.100 toneladas de igual fecha de 2021 o un 19,02% menos.

Para buscar más divisas ante un Banco Central (BCRA) necesitado, todavía cuando la ministra de Economía era Silvina Batakis la autoridad monetaria anunció el “dólar soja”, el mecanismo por el cual el productor de lo que vende puede destinar un 70% para hacer un plazo fijo con cobertura contra una devaluación y con el 30% restante comprar dólares solidarios. Ese mecanismo vence el 31 del actual.

Venció una norma que aumentó el uso de biodiésel en el gasoil y temen que otra vez falte el combustible

“Sí o sí tiene que salir algo porque no da para más la situación para la industria”. Con esas palabras, una fuente vinculada con el Gobierno dio a entender que no más allá del mismo lunes deberá salir un nuevo esquema para que los productores vendan más soja para la industria procesadora y la exportación.

Ayer, sin dar detalles, el secretario de Agricultura, Juan José Bahillo, en un discurso por el aniversario de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) expresó: “El productor no sabe de trámites bancarios por lo que nos plantearon una solución al nuevo sistema de liquidación 70/30. El Banco Central está evaluando una nueva modalidad para que sea más simple”. No dijo más que esa frase.

Sin embargo, en el Gobierno saben que no se lograron los resultados esperados e inclusive la Mesa de Enlace le expresó lo mismo a Sergio Massa, ministro de Economía, Producción y Agricultura, en la reunión del viernes pasado. “Entendieron que, realmente si esto no se modifica [por el dólar soja], va a ser muy difícil que funcione”, señaló en ese momento Jorge Chemes, presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA).

En este contexto, mientras el próximo lunes, a las 15, los técnicos de la Mesa de Enlace se verán con sus pares de la Secretaría de Agricultura y el foco estará en la venta de soja, trascendieron algunas de las alternativas en las usinas del Gobierno para mejorar la comercialización.

Una de ellas es que, mientras los productores se quejan de que con la brecha cambiaria y las retenciones reciben en el equivalente a pesos menos del 30% del valor internacional real en dólares, se les pueda ofrecer una mejora equivalente a un 50% en el precio.

Ante LA NACION lo ejemplificaron así: si hoy el productor cobra unos $50.000 a 52.000 pesos por tonelada de soja, se le pegaría en pesos 75.000. El mecanismo de cancelación sería directo del exportador o la industria que luego, al liquidar las divisas que recibe por la agroexportación, tendría también en pesos la diferencia. Para traducir esto en cuánto se le mejoraría el tipo de cambio al productor, si hoy el dólar mayorista cerró a $136,15, se le reconocería un equivalente a $209. Esto antes del descuento de las retenciones.

Le da empleo a casi el 30% de un pueblo y puso un pie en Uruguay: “Acá nos critican por producir”

En el Banco Central (BCRA) dijeron a LA NACION que no estaban al tanto de una eventual medida en ese sentido y negaron una devaluación del oficial. Sin embargo, antes de que se anunciara el llamado “dólar soja”, en el BCRA también habían descartado la implementación de ese sistema que, luego, se terminó aplicando.

El secretario de Agricultura, Juan José Bahillo, en la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR). Sin dar detalles dijo que se busca un sistema "más simple" para impulsar la venta
El secretario de Agricultura, Juan José Bahillo, en la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR). Sin dar detalles dijo que se busca un sistema "más simple" para impulsar la venta - Créditos: @BCR

En tanto, trascendió que otra alternativa en danza podría ser que el exportador pague, por ejemplo, un valor de $50.000 al productor y que en otra cuenta, nominada en dólares, abone la diferencia hasta los $75.000.

Mejora leve

Hoy, en un informe, la Bolsa de Comercio de Rosario analizó el efecto de la actual normativa del Central versus la anterior situación sin dólar soja.

“En la situación anterior a la norma del BCRA, si el productor vendía una tonelada de soja y cambiaba todos los pesos por dólares financieros (dólar MEP) podía percibir US$190,90 por tonelada”, indicó.

En tanto, con la nueva normativa del BCRA el valor de lo producido por la venta para el productor sería US$207,9. “Esto implica que -con el nuevo sistema- el productor podría percibir US$17 más por tonelada de lo que podía percibir antes de la sanción de la norma del BCRA. Esto implica una mejora del 9% respecto de lo que podía hacer antes de la norma del BCRA. Esos US$17 representan el 9% de US$190,90″, precisó la organización.

La Bolsa rosarina hizo otra comparación. “Esto equivale a pensar que el tipo de cambio oficial mejoraría en un 9% con el nuevo sistema: de $134 por dólar en la actualidad a $146 por dólar con la nueva operatoria”.

Ayer, el Ieral, de la Fundación Mediterránea, estimó que de normalizarse la venta de la oleaginosa hasta fin de año por la agroexportación podrían llegar divisas por US$14.200 millones, a un promedio de 2800 millones por mes. Pero reconoció que de mantenerse ralentizada la venta por parte de los productores agropecuarios en ese caso el ingreso podría ubicarse en US$12.600 millones con un promedio mensual de US$2500 millones.