Gobierno Biden avala construcción y reparación de infraestructura fronteriza

·2  min de lectura

Los Ángeles, 27 may (EFE).- La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) recibió autorización para realizar proyectos de construcción y reparación en la infraestructura fronteriza de California, Arizona y Texas, informó hoy viernes el Departamento de Seguridad Nacional (DHS).

El secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, autorizó continuar los proyectos dirigidos a reducir los “riesgos inmediatos” para la vida y la seguridad, detalló el DHS en un comunicado.

Los proyectos serán financiados con las asignaciones presupuestarias del DHS.

Las obras que realizará la CBP incluyen el reemplazo de una puerta que permite el paso de trenes que está en ruinas en El Centro, California, y que según el DHS representa un riesgo para los agentes y los migrantes.

También se construirá una puerta que permitirá el paso de trenes y vehículos en El Paso, Texas.

Además, se completará la construcción de 17 puertas en el sector del Valle del Río Grande, Texas, y se realizarán trabajos de limpieza en la zona para permitir a los agentes de la Patrulla Fronteriza y socorristas acceder de manera eficiente y segura a ciertas áreas.

La barrera deteriorada ubicada junto al Parque de La Amistad, donde tradicionalmente se encuentran familias separadas por la valla metálica en el condado Imperial, California, será reemplazada.

Asimismo, se cerrará una pequeña brecha en la barrera fronteriza en el sector de Yuma, Arizona, que representa un riesgo para agentes y la comunidad, entre otros proyectos.

Las obras hacen parte de las medidas tomadas por el Gobierno del presidente Joe Biden tras suspender el plan de construcción de la anterior Administración en la frontera sur de Estados Unidos.

La Administración del ahora expresidente Donald Trump (2017-2021) emprendió obras a lo largo de la frontera de Estados Unidos con México como parte del plan de un muro que buscaba frenar la inmigración irregular.

El controvertido plan para la barrera fronteriza de 3.200 kilómetros fue objeto de numerosas querellas legales de parte de comunidades locales y defensores de la fauna y la flora que señalaron los peligros y daños al ambiente.

Cuando en 2019 el Congreso se rehusó a asignar fondos adicionales para las obras, el entonces presidente Trump declaró una emergencia nacional en la frontera y desvió fondos que habían sido asignados al Departamento de Defensa para diversos proyectos,

El Gobierno de Biden suspendió esos trabajos desde febrero de 2021, canceló los contratos pendientes y comenzó a reasignar los proyectos.

El DHS dijo hoy que “continúa revisando" otros proyectos de barreras fronterizas en pausa que ayudan a preservar la vida, la seguridad y el ambiente.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.