El Gobierno chileno impulsa el final al papel institucional de "Primera Dama"

Santiago de Chile, 4 oct (EFE).- El Gobierno de Chile inició este martes su plan para disolver el papel institucional de la "Primera Dama", uno de los compromisos adquiridos por la cientista social y pareja del jefe de Estado, Irina Karamanos, al asumir el cargo en el Ejecutivo.

Desde que ocupó la posición de Coordinadora Sociocultural de La Moneda -cargo conocido popularmente como "Primera Dama"- Karamanos enfatizó en la necesidad de impulsar desde ahí cambios "responsables", anticipando su salida para antes de fin de año.

“Hoy venimos a informar que comienzan las innovaciones institucionales. Ayer tuvimos un directorio de Integra donde se aprobó unánimemente la modificación estatutaria que implica que las primeras damas, como figura, ya no serán quienes presidan el directorio, sino que lo hará el ministro de Educación”, afirmó Karamanos.

En la actualidad, la coordinación sociocultural de La Moneda preside diversas fundaciones socioculturales , organismos que se desvincularán progresivamente de ese espacio para que, a través de una modificación estatutaria, sean los ministerios sectoriales quienes encabecen sus directorios.

“Este proceso no modifica el que yo sea pareja y compañera del Presidente y además militante de un proyecto. Así que voy a seguir apoyando a mi Presidente y a mi proyecto político de Gobierno de aquí en adelante desde otros lugares, no desde el espacio institucional de Gobierno“, señaló Karamanos.

"Calculamos que estos procesos van a durar de aquí a fin de año. Sin embargo la prioridad nuestra es respetar los ritmos de las fundaciones así que me paso una o dos semanas, eso va a ser más bien por mi compromiso de responsabilidad de llevar a buen término el proceso de cada una de las fundaciones”, agregó.

Destacada en su propia colectividad como una potente dirigente feminista, Karamanos no estuvo exenta de críticas al asumir un cargo que era altamente cuestionado desde sus propias filas, en tanto lo catalogaron como "conservador y clasista".

"En mi caso en particular, me propuse cambiar un espacio, no me identifico con el rol de Primera Dama pero sí con cambiar ese espacio, no soy ni primera, ni dama", dijo la cientista política en marzo de este año.

"En ese sentido pienso que hay que salir de ese término conservador y clasista y por eso creo que tomamos un desafío muy interesante al que el feminismo no está en esos lugares", enfatizó entonces.

(c) Agencia EFE