Gobierno y líderes indígenas en Ecuador tienen primer acercamiento en medio de protestas

·2  min de lectura

Por Alexandra Valencia

QUITO, 25 jun (Reuters) - El Gobierno de Ecuador y los líderes indígenas se reunieron el sábado, en un primer acercamiento para un diálogo formal tras casi dos semanas de protestas pero sin ningún compromiso, dijo el presidente del Legislativo, Virgilio Saquicela.

Las manifestaciones, en ocasiones violentas, que comenzaron el 13 de junio con llamados de los indígenas a bajar los precios del combustible y los alimentos, entre otras demandas, han provocado al menos seis muertes de civiles y múltiples ataques contra las fuerzas de seguridad.

Las protestas han empeorado la ya conflictiva relación del presidente Guillermo Lasso con la Asamblea Nacional, cuyos legisladores han bloqueado sus principales propuestas económicas mientras lucha por contener la creciente violencia que atribuye a las bandas de narcotraficantes.

La Asamblea se reunió la noche del sábado por pedido de algunos legisladores de la oposición para debatir la posible destitución de Lasso, aunque el grupo no parece tener el apoyo para finalmente aprobar la medida.

A pesar de algunas concesiones gubernamentales, incluidos fertilizantes subsidiados, condonación de deudas y aumentos presupuestarios para salud y educación, el diálogo entre las partes se ha estancado durante días.

"Este diálogo ha iniciado, no habido compromiso alguno. Es un avance, un inicio", dijo Saquicela a periodistas. "Hemos pedido como Asamblea Nacional (...) que se bajen las tensiones, se bajen los enfrentamientos mientras se encuentra una solución".

Al encuentro asistieron el líder de la CONAIE, Leonidas Iza, y varios ministros de gobierno, agregó Saquicela.

Tras la reunión, Lasso puso fin a un estado de excepción en seis provincias, como habían solicitado los líderes indígenas.

"Con ello el Gobierno Nacional ratifica la disposición de garantizar la generación de espacios de paz", informó la oficina de prensa del mandatario en un comunicado.

El secretario jurídico de la Presidente, Fabián Pozo, dijo a la Asamblea Nacional que el país estaba volviendo gradualmente a la normalidad y que el gobierno había escuchado las demandas legítimas de los manifestantes.

Mientras que Iza aseguró que abriría parcialmente las carreteras bloqueadas durante las protestas para permitir el ingreso de alimentos a la capital, donde los residentes se han quejado de la escasez de suministros, pero que permanecerían en Quito hasta que obtengan una respuesta satisfactoria de Lasso.

"No venimos a dejar regando la sangre de los hermanos aquí, venimos con una propuesta", agregó Iza en una concentración de manifestantes.

Los grupos indígenas han exigido que se frene la expansión de proyectos extractivistas y los manifestantes han entrado en fincas de flores y campos petroleros.

El Ministerio de Energía dijo el sábado en un comunicado que la industria petrolera del país ha dejado de producir más de 1 millón de barriles de crudo, lo que representa una pérdida de unos 96 millones de dólares.

Además, informó que la mina de cobre Mirador tuvo que detener sus operaciones, porque el cierre de vías detuvieron el acceso de los suministros necesarios.

(Reporte de Alexandra Valencia. Editado en español por Javier Leira y Marion Giraldo)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.