Granma derrota a Matanzas y se consagra bicampeón del béisbol cubano

·3  min de lectura
Twitter de Jit Deporte Cubano

Los Alazanes de Granma derrotaron este miércoles a los Cocodrilos de Matanzas por 4-0 y consiguieron, en el séptimo juego de la Serie Nacional, el bicampeonato en el béisbol cubano.

El encuentro sentenció un reñido desenlace de la 61 Serie Nacional de Béisbol que se extendió durante casi dos semanas. Un pletórico estadio Mártires de Barbados, en la oriental provincia de Granma, fue escenario de la segunda final consecutiva entre los dos equipos, en la que el local se reafirmó como el equipo más dominante del béisbol cubano en los dos últimos años.

Matanzas llegó a los playoffs con ánimos de revancha, y así lo plasmó en los primeros cinco juegos. Los dirigidos por Armando Ferrer pusieron la balanza a su favor con tres partidos ganados y dos perdidos, a tan solo uno del campeonato.

Pero contra todo pronóstico, los Cocodrilos pincharon en el momento más importante de la campaña.

Granma aprovechó el bajón de juego de su rival para hacer historia y convertirse en el primer equipo en remontar en casa una desventaja de tres partidos a dos.

La proeza fue posible, en parte, por un paupérrimo bateo de los matanceros en los dos últimos partidos. El equipo occidental no logró anotar ni una carrera en las últimas 16 entradas del sexto y séptimo encuentro.

Por otro lado, la falta de batazos de los subcampeones también se puede explicar por una impecable actuación del veterano pítcher de 43 años, Leandro Martínez, quien abrió el partido y dejó la pizarra en ceros hasta su relevo en la octava entrada.

Los locales no se tocaron el corazón y arrancaron la batalla con una carrera en la primera entrada y repitieron la dosis en la cuarta con un cuadrangular de Guillermo Avilés.

CARRERAS POLÉMICAS

Aunque los conocedores de la pelota insisten en que cada una de las nueve entradas tiene la misma importancia, lo cierto es que la final será recordada por lo que sucedió en el sexto asalto.

La entrada estuvo rodeada de polémica y será recordada con amargura por la hinchada de Matanzas. La tercera carrera se definió después de que los árbitros revisaran la jugada en las pantallas.

El meollo del asunto fue si el corredor en tercera de Granma, Yosvanni Millán, pisó el plato de home antes que el cátcher de Matanzas, quien recibió la pelota en su guante prácticamente al mismo tiempo que Millán se barrió para anotar.

La clave estuvo en el pie izquierdo del jugador de Cocodrilos, ligeramente fuera de home, pero no del todo claro en todos los ángulos de las cámaras.

Esta decisión fue clave y poco después, en la misma entrada, Avilés logró la cuarta y última carrera del partido.

“LA VICTORIA MÁS IMPORTANTE DE MI CARRERA”

Las miradas de los hinchas durante las celebraciones dentro del diamante se fijaron en el mandamás de la novena bicampeona, el entrenador Carlos Martí, quien ha capitaneado al equipo los cuatro títulos que ha conseguido desde 2017.

“(Esta es) La victoria más importante de mi carrera como director de equipo, hemos ganado otro campeonato pero con un material más fuerte y de mejor calidad (…) los jóvenes se acoplaron muy bien con los más consagrados y el pitcheo excelente”, señaló Martí durante los festejos en el campo.

Al ambiente de júbilo se sumaron algunos aficionados que se colaron al campo para festejar con la plantilla y el cuerpo técnico.

Guillermo Avilés, uno de los héroes de la tarde, destacó la constancia de su equipo, que llegó a la postemporada como tercer lugar.

“(Hubo) mucho esfuerzo, muchas lesiones, muchos momentos malos pero aquí está la recompensa de todo lo que hicimos (…) este ha sido un título de sacrificio”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.