Hablamos con Peter Phillips sobre el maquillaje que rinde homenaje a la mujer española

·4  min de lectura

Por unos días, Sevilla se ha convertido en el epicentro de la moda acogiéndo a celebridades de todo el mundo en un súper evento que la casa francesa ha preparado durante meses con motivo de su colección Crucero 2023. Con la Plaza de España como escenario, pudimos disfrutar del embrujo de un show que recreaba incluso el mismísimo Real de la Feria (portada incluida). Maria Grazia Chiuri, directora creativa de la marca, recorrió antes la ciudad imbuyéndose de su cultura, una inmersión que queda imprimada no solo en los diseños que ha presentado, también en el look de belleza diseñado por Peter Phillips, director artístico del maquillaje, con quien hemos hablado en el backstage para descubrir más sobre este tributo a la mujer española y a la cultura andaluza.

VER GALERÍA

dior-sevilla
dior-sevilla

-Sevilla y las musas flamencas de Dior: 11 claves de un desfile viral

La mirada como foco del look

Lo primero que nos ha contado sobre el proceso de inspiración previo al maquillaje de cualquier desfile es que el punto de partida nunca cambia: "Empieza con una conversación con la diseñadora, siempre. En realidad es la visión de Maria Grazia, es su show y la plataforma sobre la que se expresa. Los peinados, el maquillaje, la música, el styling... Todo es un trabajo en equipo para retratar su visión". Tras dejar claro este punto, Phillips revela que el look fue evolucionando a lo largo del tiempo pues, si al principio pensaron en apostarlo todo a la naturalidad, recapacitaron al comprender que las modelos caminarían sobre la pasarela de noche, por lo que un enfoque más dramático sería clave para que no "desaparecieran" entre foco y foco.

Fue entonces cuando el experto le propuso a Maria Grazia un look centrado en los ojos, idea que contaba con cierta ventaja pues, como nos ha revelado el gurú de maquillaje, la italiana siente debilidad por resaltar la mirada. Eso sí, nada de labiales rojo pasión ni referencias al rabillo del ojo que guardamos en el imaginario colectivo como sinónimo de belleza de la mujer española y, sobre todo, andaluza. Lo que el experto fantaseó para sus modelos es un ahumado negro intenso concentrado solo en la parte superior: "Minutos antes del show añadimos un poco más de brillo porque, con el calor, si lo hiciéramos antes se derritiría".

VER GALERÍA

look-dior
look-dior

-Marta Ortega sorprende en Sevilla con un vestido de lentejuelas

El truco de 'backstage' para crear un ahumado intenso

Como resultado de la nueva propuesta de Phillips a Maria Grazia, el batallón de cincuenta maquilladores que prepararon a las 100 modelos desde las tres de la tarde hasta poco antes de las diez y cuarto de la noche, recrearon un ahumado para el que utilizaron la paleta de sombras de ojos 5 Couleurs Couture en el tono 079 Black Bow, protagonizada por un negro altamente pigmentado en el centro, y un truco profesional que consigue un acabado aún más intenso: imprimar el párpado con un delineador del mismo tono, en este caso el lápiz Diorshow 24H Stylo en 091 Matte Black, antes de aplicar la sombra a suaves toquecitos.

El detalle especial del maquillaje sfumato llegaba a través del brillo que los maquilladores añadían poco antes de que las modelos defilaran por la Plaza de España. El resplandor se conseguía con un bálsamo de labios (Rouge Dior Satin Balm) aplicado con la yema del dedo cuidadosamente, el mismo que llevaban sobre los labios para equilibrar el peso cromático que se concentraba exclusivamente en el tercio superior del rostro.

VER GALERÍA

dior-sevilla-maquillaje
dior-sevilla-maquillaje

-Maquillaje ligero que casi no se nota sobre la piel para la ola de calor

El secreto de una piel bonita a más de 35ºC

Como hicimos todos, Peter Phillips también fue consciente poco antes del desfile del calor más extremo si cabe que se sentiría en la capital hispalense, un reto para el que un experto como él ya está más que preparado. Las tendencias de cuidado de la piel de Corea del Sur son la solución del maquillador belga no solo para afrontar una ola de calor y conseguir que las modelos superen sin brillos todo el recorrido, sino el recurso de cabecera para todo el verano. Se trata del layering, una técnica que consiste en aplicar una capa de producto, dejar que se absorba, y pasar a la siguiente. "Como una milhoja", compara Phillips, quien añade que también ayuda a que el look dure más tiempo.

¿La clave? Utilizar una mínima cantidad y evitar la acumulación de fórmulas innecesarias: menos es más. Por último, la base finalizada se sella con polvos matificantes en la famosa "T", es decir, la frente, la nariz, la barbilla "y también sobre las cejas porque a veces es una zona propensa a brillar", asegura el especialista sobre un look del que reconoce estar muy satisfecho, "especialmente bajo la luz de la tarde-noche".

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.