Anuncios

Hallan sinagoga de hace 700 años en un bar abandonado en España. ¿Cómo la descubrieron?

A través de un arco de piedra y al final de una callejuela pintada de blanco, una construcción insignificante del suroeste de España esconde un secreto extraordinario. Un mosaico de piedra y un letrero de azulejos —Niño Perdido— son la única indicación de lo que hay más allá de la fachada blanca.

En el corazón de Utrera hay un bar abandonado: el Niño Perdido, según informa el medio noticioso español La Razón. Antes de su abandono, el centenario edificio funcionó como hospital, lugar de culto católico y bar.

Cuando el Concejo Municipal de Utrera compró el edificio en 2018, los estudios preliminares sospecharon que el bar abandonado podría ser una sinagoga judía medieval, informó The Guardian en 2021.

El estrecho callejón donde está el edificio Niño Perdido.
El estrecho callejón donde está el edificio Niño Perdido.

La teoría surgió de una sola línea escrita por un historiador en 1604, que mencionaba que los judíos solían rezar donde estaba el Hospital de la Misericordia, informó el medio. Los estudios preliminares hicieron sospechar que Niño Perdido podría ser ese lugar.

La ciudad comenzó la excavación arqueológica formal en 2021, informó entonces el periódico Utrera Web. Las excavaciones retiraron las coloridas capas rosas y amarillas del edificio y deconstruyeron las estructuras de la época del hospital.

El interior del Niño Perdido antes de que comenzaran las excavaciones.
El interior del Niño Perdido antes de que comenzaran las excavaciones.

Comenzó a emerger un edificio muy diferente. Los arqueólogos descubrieron pisos, habitaciones completas y un tipo de columna característico de la construcción judía del siglo XV, informó Utrera Web en febrero de 2022.

Entonces las excavaciones tuvieron un gran avance.

El techo y las coloridas paredes de la sala central antes de que comenzaran las excavaciones.
El techo y las coloridas paredes de la sala central antes de que comenzaran las excavaciones.

“Los elementos fundamentales de la sinagoga, como el vestíbulo o los bancos perimetrales que han aparecido en este sondeo, confirman ahora que efectivamente estamos en la sala de oración”, dijo el arqueólogo Miguel Ángel de Dios Pérez en una rueda de prensa el martes 7 de febrero, traducida por The Associated Press.

El alcalde de Utrera, José María Villalobos, añadió: “Ahora tenemos la certeza científica de que nos encontramos en una sinagoga medieval”, según The Associated Press.

El vestíbulo central del Niño Perdido después de que las excavaciones dejaron al descubierto la estructura original.
El vestíbulo central del Niño Perdido después de que las excavaciones dejaron al descubierto la estructura original.

El Niño Perdido contenía restos de un complejo sinagogal judío usado durante los siglos XIV y XV, informó La Razón. El edificio se convirtió en hospital en 1492, después de que la corona española ordenara la expulsión de los judíos del país.

“El edificio ha sobrevivido a lo largo de los años, básicamente porque siempre ha estado en uso, incluso como bar”, declaró Ángel de Dios Pérez a The Guardian en 2021. “Es bastante extraño entrar en el edificio y verlo pintado como una taberna. Es muy colorido y causa una gran impresión. Pero precisamente por eso ha sobrevivido”.

Ruinas descubiertas bajo tierra en la sala central.
Ruinas descubiertas bajo tierra en la sala central.

La sinagoga, de 700 años de antigüedad, es un hallazgo increíblemente raro, explicó Villalobos en la rueda de prensa, según The Guardian. “Hasta ahora, solo había cuatro edificios de este tipo en toda España”.

Los arqueólogos descubrieron una pequeña cámara donde se habrían guardado los rollos de la Torá, una prueba más de la presencia de la sinagoga, informó La Razón. En la parte posterior del sitio, bajo unas plantas crecidas, también hallaron un patio. Las fotos de Villalobos muestran la progresión de las excavaciones a lo largo de varios años.

El patio de Niño Perdido antes de que comenzaran las excavaciones formales.
El patio de Niño Perdido antes de que comenzaran las excavaciones formales.
El patio después de las excavaciones.
El patio después de las excavaciones.

“Aparte del valor patrimonial”, dijo Ángel de Dios Pérez en la rueda de prensa, según The Guardian, “lo que más feliz me hace es saber que podemos recuperar una parte muy, muy importante no solo de la historia de Utrera, sino también de la historia de la Península Ibérica.

“La historia de los judíos sefardíes fue prácticamente borrada u ocultada durante mucho tiempo”, dijo. “Esto es como una ventana, o como un megáfono a través del cual los judíos sefardíes pueden hablarnos”.

Lee más: Las ruinas de un convento de 600 años en España ocultaban un secreto mucho más antiguo e insólito

Los arqueólogos seguirán excavando el sitio y esperan encontrar otras estructuras comunes de las sinagogas, como un baño ritual y la zona de la galería de mujeres, informó La Razón. También esperan encontrar otras estructuras judías cercanas, como una escuela religiosa o una casa para rabinos.

Mientras continúan estas excavaciones, la ciudad abrirá el edificio para que el público pueda visitarlo, informó The Guardian.

Utrera está en la región de Andalucía y unas 310 millas al suroeste de Madrid.

Las ruinas de un convento de 600 años en España ocultaban un secreto mucho más antiguo e insólito

‘Juguete’ que se descubrió en excursión escolar resulta ser el sueño de cualquier arqueólogo

Hallan sarcófago rosado de más de 22,000 libras en Egipto