Harrison Ford se pone en forma para la quinta entrega de 'Indiana Jones'

·1  min de lectura


Los huéspedes del hotel de Inglaterra donde se aloja estos días Harrison Ford para retomar el personaje de Indiana de Jones en la quinta entrega de la franquicia se han quedado muy sorprendidos ante el riguroso entrenamiento que el actor está consiguiendo seguir al mismo tiempo que rueda en el castillo de Bamburgh, cerca de Newcastle.
La rutina que define los días del intérprete resulta tan estricta que se podría poner en hora un reloj en función de sus entradas y salidas del establecimiento. Sus días están organizados al minuto: Harrison se levanta, disfruta de un breve almuerzo y sale rápidamente a dar un paseo en bicicleta que nunca baja de los 60 kilómetros y, alrededor de las seis de la tarde, pone rumbo al set de rodaje para afrontar una jornada laboral de 11 horas que se suele alargar hasta la madrugada. Por norma general, nunca regresa a su hotel ante de las cinco de mañana.
"Este ritmo de ejercicio y de trabajo resultaría un suplicio para un hombre con la mitad de su edad. Demuestra una gran dedicación por su parte", ha asegurado una fuente al periódico Sunday Mirror.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.