¿Hastiado de todo?

Aprende a manejar tus emociones y y mejora tu vida con la teoría de los moldes mentales. Estas son las claves para dejar de sabotearte y encontrar la felicidad, ¿preparado?

Si te lo propones podrás cambiar tu estado de ánimo y despertar tu potencial dormido (numen) hasta el punto no sólo de ser más feliz, sino también de construir tu éxito. (Foto: Getty)

Muchas veces no nos damos cuenta pero vamos por la vida derrrotados. El cansancio y el aburrimiento nos convierten en personas tristes y apagadas pero es posible cambiar y volver a sentirse bien y disfrutar de la vida dejando a un lado tus aprensiones, tus incertidumbres, tus obsesiones, tus molestias corporales, tu depresión, tu insatisfacción permanente o tu falta de empeño y motivación.

¿Cómo? Con un revolucionario instrumento de cambio, la Técnica de Bombeo Terapéutico (TBT), una sencilla y poderosa herramienta que te dará el poder y la capacidad para conquistar tu control interno y escalar en el logro de tus metas. Te ayudará a eliminar tus emociones negativas, tus heridas o núcleos sensibles y a modificar tus moldes mentales nocivos, causantes de tu insatisfaccion.

Para conseguirlo, según nos cuenta el catedrático de Psicología en la Universidad de La Laguna (Canarias) Pedro Hernández-Guanir, uno de los referentes en el mundo de la Psicología y la Pedagogía Terapéutica: “tienes que conocer y modificar tu psicoma, que es tanto como conocer y modificar tu universo interno. Un universo complejo y admirable, más que el que forman millones de planetas girando en torno a millones de estrellas siguiendo el recorrido de millones de galaxias”.

Existen procedimientos para modificar tus moldes mentales nocivos, causantes de tu insatisfacción, ¿por qué no lo intentas? (Foto: Getty)

La clave está en desarrollar tu memoria emocional pero como explica el experto, “descender a las entrañas de uno mismo no siempre es agradable porque tienes que rememorar situaciones críticas y heridas profundas”. En Reprográmate (de Paidós) encontrarás las pautas para liberarte de cargas y presiones, limpiarte de los virus que arañan tu corazón y recargar energía.

En su nuevo libro nos descubre la técnica de bombeo terapéutico (TBT), que como publica El Español, es un instrumento de ayuda con el que conseguirás ese poder que buscas sobre tus emociones y que no es otro que tu propio control interno. Pero primero debes tener claros tres puntos claves:

  • Cree en ti: Hay que entender en qué consiste el cambio y en que se puede cambiar. Comprender que el cambio de los moldes modifica tus emociones y que el cambio de tus emociones modifica tu estilo de vida.
  • Abraza el cambio: Hay que querer cambiar, sin paliativos, sin autoengaños, sin teorizaciones, de forma contundente. No se puede dudar, lo tienes que tener claro.
  • No retrocedas: El cambio tiene que inundar tus pensamientos, tu imaginación, tu motivación. Analizando, elaborando y reflexionando sobre la necesidad de cambio, sobre la necesidad y, también, sobre lo que puedes cambiar.

La TBT consiste en evocar pensamientos, emociones y moldes mentales, para someterlos a una situación de tensión-distensión, con el objetivo de extinguirlos o atenuarlos, y sustituirlos por ideas positivas y estados emocionales de agrado y competencia.

Liberar tensiones es más fácil de lo que crees. Lo conseguirás con ejercicios de respiración, en los que la boca y los brazos juegan un papel protegonista. (Foto: Getty)

“Hay que jugar con la tensión y la distensión en tres niveles: el imaginativo, que es el más importante, el respiratorio y el activo con todo el cuerpo. Primero hay una fase de afrontamiento para vivir el problema, antes de convertirlo en un símbolo para que entre en el mundo del inconsciente, donde se descifra un lenguaje metafórico. Ahí aparece la serpiente, que representa las tensiones internas que llevan al autosabotaje”.

Consta de cinco pasos:

  1. Fase de análisis: Exploración de pensamientos y, sobre todo, de emociones que interfieren y posibles explicaciones.
  2. Fase de tensión: Vivencia intensificada de los pensamientos y emociones, visualizándolos como si se comprimieran; aspira profundamente mientras cierras los puños y estiras los brazos, hasta alcanzar la máxima tensión.
  3. Fase de distensión: Vivencia de desprendimiento o disolución de la carga negativa; expulsa el aire intensa y lentamente, abriendo los puños y abandonando los brazos, alcanzando la máxima distensión. La fase b y c son complementarias y se repiten hasta lograr los objetivos de desensibilización.
  4. Fase autocontemplativa: Vivencia y visualización corporal, disfrutando de las sensaciones propioceptivas hasta alcanzar un estado de relajación y de sensación de estar “flotando”, mientras se visualiza el interior del cuerpo irradiado de luz o energía.
  5. Fase autopotenciadora: En ese estado de relajación y libertad, se autoadministran distintos mensajes visualizadores de poder, libertad, paz y amor que permitan potenciar el propio control.

¿Qué te parece n los métodos de autoyuda? ¿Crees en este tipo de terapias? ¿Sueles leer libros de psicología y poner en práctica sus consejos?

También te puede interesar:

¿Lo de meditar no va contigo? Deberías intentarlo (una vez más)

Comer con Mindfulness para salir airoso de las pruebas más exigentes