Las hijas de Lisa Rinna le dan una segunda vida a sus antiguos vestidos

·1  min de lectura


Cada vez son más las celebridades que tratan de adoptar un enfoque más sostenible en lo relativo a su vestuario: Anne Hathaway demostró hace unos años que podía sobrevivir a la gira promocional de su película 'Colossal' sin estrenar una sola prenda y el pasado septiembre Cate Blanchett reutilizó algunos de sus atuendos más icónicos sobre la alfombra roja para acudir al Festival de Cine de Venecia.

En materia de moda, la modelo Amelia Hamlin cuenta con una verdadera mina de oro en su propia casa gracias a su madre, Lisa Rinna, que ha conservado muchos de sus antiguos looks, y ahora su hija se ha propuesto empezar a explotarlos como se merecen. Esta semana la joven de 19 años, que mantiene una relación con Scott Disick, se ha enfundado un vestido de Alaïa que la protagonista del reality 'Real Housewives of Beverly Hills' se ha puesto para acudir a eventos públicos en al menos dos ocasiones: primero en 2005, y más tarde en 2015.

"Mi reina @lisarinna me ha dado uno de sus vestidos vintage", ha celebrado Amelia en su cuenta de Instagram.

Su madre se ha apresurado a aclarar que esa prenda guarda un gran valor sentimental porque fue un regalo que le hizo hace 28 años el padre de la joven, el actor Harry Hamlin. Su otra hija, Delilah Belle, también ha estado rebuscando en su armario y se ha topado con el vestido de Versace que Lisa llevó a la gala de los Óscar en 1998, cuando estaba embarazada de ella.