La hijastra de Kamala Harris convierte su pasión por el punto en un negocio

·1  min de lectura


La pasada inauguración presidencial convirtió a la hijastra de la vicepresidenta de los Estados Unidos Kamala Harris en el nuevo icono de moda de Estados Unidos gracias al abrigo de cuadros de Miu Miu con pedrería incrustada a la altura de los hombros que lució combinado con sus habituales gafas y sus rizos al natural.
En cuestión de días, Ella Emhoff fue fichada por la famosa agencia de modelos IMG y ya ha debutado sobre la pasarela en la Semana de la Moda de Nueva York, pero lo cierto es que su interés por la industria que la considera ahora la nueva 'it girl' de la generación Z había comenzado mucho antes. La joven de 21 años estudia diseño en la escuela Parsons School of Design y antes de convertirse en un fenómeno mediático vendía a través de internet prendas de punto que tejía ella misma y que se agotaron en cuestión de horas tras su aparición en la toma de posesión de Joe Biden.
Quienes se quedaron con las ganas de comprar alguna de sus creaciones están de enhorabuena, porque ella ha llegado ahora a un acuerdo con la diseñadora Batsheva Hay, que la ha vestido en el pasado, para crear su propia colección, según ha confirmación en el último episodio de 'Good Morning Vogue'. Aunque no se conocen demasiados detalles sobre lo que se traen entre manos, se espera que su colaboración combine el estilo femenino de Hay con la pasión por los colores de Ella.